Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

López Garzón resalta el beneficio social del "impecable" trabajo de la policía en Marbella

Chamizo pide medidas para evitar que la especulación urbanística se extienda al interior

La investigación policial sobre la operación Ballena Blanca está "avanzada y prácticamente acabada", según dijo ayer el delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, quien resaltó el "beneficio social" de esta actuación contra el blanqueo de capitales. El delegado se reunió en Málaga con los mandos que dirigieron la operación, a los que transmitió la felicitación del Gobierno por un trabajo que calificó de "impecable". El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, pidió medidas para evitar que la especulación urbanística se extienda al interior.

"El trabajo que se ha hecho es socialmente valioso y de la misma forma que hay veces que la sociedad hace reproches a los profesionales, también debe haber momentos como éste en el que valora un trabajo beneficioso", dijo López Garzón, quien dijo que la reunión mantenida en Málaga con una representación de los entre 125 y 150 agentes que ha intervenido en la operación Ballena Blanca no tenía más objeto que transmitir este reconocimiento y felicitación.

López Garzón rechazó las críticas de quienes se han quejado por la forma de actuar de la policía, que el jueves detuvo a 41 personas e intervino el bufete Del Valle Abogados, propiedad del letrado de origen chileno Fernando Del Valle, principal imputado en la causa. "Esta operación está perfectamente encajada y si por algo va a pasar a la historia es precisamente porque la policía no ha actuado de forma precipitada, ni incorrecta, ni ha vulnerado la presunción de inocencia, sino que destaca por su rigor y profesionalidad", dijo.

Respetuoso con el secreto sumarial, López Garzón evitó dar detalles de la investigación pese a las numerosas preguntas de los periodistas. Sí reconoció que la actuación policial está "prácticamente acabada" con la puesta a disposición judicial de las 41 personas detenidas -10 de ellas ingresadas en prisión por orden del juez- y que ahora es el momento de la investigación judicial, y que la policía está a disposición del juez instructor por si requiere su colaboración. No precisó si se producirán nuevas detenciones y si hay implicados en en otros lugares, pero sí dijo que "básicamente la operación está en la provincia de Málaga".

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, se sumó ayer a quienes vinculan la presencia de redes de blanqueo de dinero en la Costa del Sol con la especulación urbanística, y anunció que se va a reunir con representantes de notarios, registradores de la propiedad y funcionarios de Hacienda para "intentar parar la construcción ilegal porque si bien el daño en la costa ya está hecho, ahora se está trasladando al interior".

PP e IU van a trasladar el debate abierto sobre la relación entre el desorden urbanístico en la costa con la presencia de bandas del crimen organizado al Parlamento andaluz y ambas formaciones anunciaron ayer que van a pedir la comparecencia del presidente de la Junta, Manuel Chaves, para que explique el "descontrol" urbanístico en Andalucía en el próximo pleno, previsto para los días 30 y 31, informa Efe. Chaves dijo el lunes que el descontrol urbanístico en Marbella ha atraído a redes de criminales que han encontrado en la actividad inmobiliaria una oportunidad para el lavado de capitales.

El coordinador regional de IU, Diego Valderas, aseguró ayer que las mafias asentadas en la Costa del Sol no se acabarán mientras Gibraltar sea un paraíso fiscal, por lo que pidió que la Unión Europea reconsidere su decisión de prorrogar hasta el año 2010 el actual estatus fiscal de la colonia.

Valderas dijo que debe ser la Junta quien tome la iniciativa de pedir al Gobierno central que revoque el acuerdo con el Reino Unido. "En Marbella nos encontramos ante un problema de Estado originado por la instalación de mafias en torno a un modelo urbanístico salvaje y especulativo".

El secretario de Organización del PSOE, Luis Pizarro, acusó al presidente del PP, Javier Arenas, de mantener una actitud "frívola y demagógica" ante la grave situación creada en Marbella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2005