García Antón asume el acuerdo sobre el canal Tajo-Segura porque ya lo recogía el PHN

Pla negocia con Rubalcaba una serie de mejoras hídricas que incluirá el programa AGUA

El consejero de Infraestructuras, José Ramón García Antón, dijo ayer que el acuerdo entre el Ministerio de Medio Ambiente y Castilla-La Mancha sobre el aprovechamiento del trasvase Tajo-Segura, del que se benefician Alicante y Murcia, estaba ya previsto en el Plan Hidrológico Nacional. Los socialistas valencianos agregaron que este acuerdo, pactado con ellos, garantiza las necesidades hídricas de los valencianos y se completa con una serie de mejoras del Programa AGUA que Joan Ignasi Pla negoció ayer con el portavoz socialista en el Congreso, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Más información
Las obras en el Carraixet y Palmaret podrán evitar inundaciones en otoño

El acuerdo, que se dio a conocer el pasado lunes, pone fin a la polémica desatada por el presidente de Castilla-La Mancha, el socialista José María Barreda, cuando, hace unos meses, pidió al Gobierno central la supresión del trasvase Tajo-Segura, que abastece las comarcas del sur y la Región de Murcia.

El Consell, a través del consejero José Ramón García Antón, reconoció que el acuerdo entre la ministra Cristina Narbona y Barreda "no es nada nuevo, ya que es la aplicación de lo que contemplaba el PHN en esta comunidad autónoma". No obstante, García Antón no ocultó sus críticas a la política "errática" de Narbona y pidió de nuevo la restitución del trasvase del Ebro. En Murcia, el acuerdo se valoró de manera más optimista. "Está en sintonía con las exigencias del Gobierno regional de no alterar las normas de explotación del acueducto", manifestó el presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel.

Para el PSPV-PSOE, el acuerdo cierra la posibilidad de que Castilla-La Mancha ponga fecha de caducidad al trasvase del Tajo-Segura. "El compromiso al que se ha llegado corrobora que parte del agua que la Comunidad Valenciana necesita se obtendrá a través del trasvase Tajo-Segura", manifestó el secretario de Medio Ambiente de los socialistas valencianos, Francesc Signes.

El pacto hecho público el lunes desbloquea además las obras, paralizadas por el gobierno manchego, del túnel Talave-Cenajo y la conexión Fuensanta-Taibilla, que, según Signes, se reiniciarán de inmediato. El plan impone a los regadíos manchegos una mejora de su eficiencia para así cumplir con el principio de recuperación de costes de la Directiva Marco del Agua, y la sustitución de bombeos en el acuífero de la Mancha Oriental, que afecta a las reservas de la cuenca del Júcar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Este pacto pone además de manifiesto, según Signes, la acción coordinada entre el gobierno de Zapatero y los socialistas valencianos en materia hídrica. De hecho, el secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, pactó ayer con el portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, Alfredo Pérez Rubalcaba, una enmienda al proyecto de ley de reforma del PHN, que se debate mañana, en la que se reconocen los derechos de la cuenca del Segura y no sólo, como sucedía hasta ahora, los de la cuenca cedente del Tajo. Narbona aclaró las prioridades en el uso del agua: primero los abastecimientos urbanos, luego los regadíos y después el resto, como son los campos de golf.

Fuentes del PSPV agregaron que, también vía enmienda, se incorporarán al programa AGUA obras para la mejora del abastecimiento hídrico en Alcoi, Ontinyent, Gandia, Xàbia y Oliva, así como en la Marina Baixa.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS