Los municipios afectados por el peaje de la A-4 se unen para liberarlo

Sólo los alcaldes socialistas no acudieron a la reunión

La Mesa por la Liberación del peaje en el tramo Sevilla-Cádiz de la autopista A-4 constituida ayer en Sevilla por representantes municipales de 11 localidades de las dos provincias anunció que no descarta emprender "movilizaciones pacíficas" si no se atienden sus reclamaciones. A la cita acudieron representantes de todos los partidos -salvo del PSOE- de 11 de los 14 municipios de Sevilla y Cádiz, afectados por peaje.

El alcalde de Lebrija, Jerónimo Pérez (PA), recordó, tras la constitución de la mesa, que los municipios afectados suman más de un millón y medio de habitantes y que suponen el 21% del total de Andalucía, y defendió que su demanda es imprescindible para el desarrollo de los municipios y de sus comarcas. A la reunión de hoy estaban invitados los ayuntamientos de Sevilla (PSOE-IU), Dos Hermanas (PSOE), Los Palacios y Villafranca (PSOE), Las Cabezas de San Juan (IU-PA), Utrera (PA), Lebrija (PA-PP-GILE), El Cuervo (PSOE-PA), Jerez (PSOE-PSA), Arcos de la Frontera (PSOE-IU), Puerto de Santa María (IP-PSOE), Puerto Real (CIU), San Fernando (PA), Chiclana de la Frontera (PSOE) y Cádiz (PP) y representantes de las Diputaciones Provinciales de ambas provincias. No obstante, no asistieron los representantes de Chiclana, Arcos, Dos Hermanas y Los Palacios.

Entre las iniciativas previstas por esta Mesa, Pérez indicó que se encuentran distintas proposiciones no de Ley tanto en el Parlamento autonómico como en el nacional junto a otras iniciativas para sumar adhesiones de colectivos de ciudadanos y de representantes del mundo de la cultura o la política.

Añadió que en el foro creado y con independencia de los "colores políticos" abogan por la "unidad de acción" para lograr su reivindicación y avanzó que el próximo 4 de abril se firmará un documento en la provincia de Cádiz con las propuestas de actuación posibles "en positivo", dijo.

Explicó que sus reivindicaciones "no van contra nadie, sino en favor de toda la población afectada" y dijo que la liberación del peaje de la A-4 supone, al margen de ideologías, una lucha por "una infraestructura básica para el desarrollo" de las provincias afectadas. Sobre las posibles acciones de protesta, indicó que "es lo último siempre", pero sería una "movilización pacífica".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 15 de marzo de 2005.

Lo más visto en...

Top 50