Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

En memoria de Derek

"Era el bribón más adorable que he tenido el placer de conocer en toda mi vida". Lo dice el líder y fundador de los Chieftains, Paddy Moloney, sobre quien fuera uno de sus compañeros de fatigas durante tres largas décadas, el arpista Derek Bell, que falleció repentinamente en octubre de 2002. Durante un año completo, los otros cuatro integrantes del mítico grupo irlandés actuaron con una silla vacía en el escenario, y en 2004 comparecieron en los dos principales teatros de su país, el Gaiety y el National Concert Hall, para rendir homenaje al amigo desaparecido. El resultado llegará a las tiendas de todo el mundo en los próximos días bajo el título de Live from Dublin: A tribute to Derek Bell y la participación de algunos de los mejores colegas musicales de la banda: nuestro Carlos Núñez, en tres temas, y otros personajes como los cantantes de country Allison Moorer y Ronnie Drew, el pianista Micháel Ó Suillabháin o el coro céltico Anúna. Bell, gran intérprete clásico, se había integrado en los Chieftains en 1972 con gran disgusto de sus mentores, que desdeñaban a "aquella banda cochambrosa de folk".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de marzo de 2005