Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coscubiela dice en el 40º aniversario de CC OO que los conflictos sociales siguen vivos

Barcelona

El secretario general de Comisiones Obreras de Cataluña, Joan Coscubiela, recordó ayer que "el conflicto social continúa vivo, aunque hay gente que pretende enterrarlo afirmando que el conflicto importante es el interterritorial". Durante el acto central del 40º aniversario de CC OO, Coscubiela advirtió, refiriéndose al debate sobre la financiación: "Mientras discutimos por el trozo de pastel que nos toca, puede ser que este pastel se haga pequeño". Coscubiela agradeció la "herencia genética de los fundadores de CC OO hace 40 años" e insistió en mantenerla y "actualizar el proyecto sindical para ser un sindicato representativo".

"En el año 2006 se creará una única organización sindical internacional y esto entra en contradicción con la situación española, con distintas organizaciones sindicales", dijo. En su opinión, hay que plantearse si esto se debe "a que tienen un proyecto sindical diferente o a que a lo largo del tiempo han hecho organizaciones diferentes".

El secretario general del sindicato, José María Fidalgo, afirmó que "CC OO de Cataluña fue un puntal de la Confederación Sindical de CC OO porque es una de las organizaciones con un mayor número de afiliados". Fidalgo aseguró que CC OO "no ha faltado en ninguna reivindicación en favor de la libertad, la construcción democrática y la construcción de la Unión Europea"

El ex secretario general del sindicato en Cataluña, José Luis López Bulla, sostuvo que "ahora se está mejor que hace 40 años y tal vez sea el primer éxito de la generación fundacional de CC OO". "Las grandes reformas vienen de abajo de la sociedad civil, las que se hacen por arriba son pura filfa", añadió.

Maragall y el cambio social

El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, comentó: "El cambio social es políticamente posible", tal como se ha demostrado en varios países de América Latina donde "gobiernan las izquierdas y el progreso".

Según Maragall, la Generalitat "quiere mejorar las condiciones de los trabajadores y luchar contra las nuevas formas de desigualdad". El presidente sostuvo que el Gobierno catalán quiere "llegar a una Cataluña plenamente social y, por eso, no aflojará". "Se ha sustituido un talante conservador por una actitud de más ambición y vosotros [en referencia a los afiliados a Comisiones Obreras] tenéis que desempeñar un papel decisivo", concluyó.

Durante el acto, presentado por la actriz Carme Sansa, se entregaron insignias conmemorativas a un grupo de personas representativas de los trabajadores de diferentes sectores y poblaciones de Cataluña que llevan más de 25 años afiliados al sindicato de clase.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de marzo de 2005