Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberdrola califica de "falsas" las acusaciones de Endesa y amenaza con acciones legales por el perjuicio sufrido

Iberdrola calificó ayer de "rotundamente falsas" las acusaciones de su competidora Endesa, que ha denunciado la manipulación de precios en el mercado mayorista eléctrico desde el verano de 2004. Esa manipulación habría beneficiado, al menos con 242 millones de sobrecostes, a varias empresas, entre ellas Iberdrola, Gas Natural, Viesgo y Unión Fenosa. Iberdrola aseguró que se reserva acciones legales por los "graves perjuicios" sufridos.

En un comunicado hecho público en la tarde de ayer, Iberdrola explicó que el funcionamiento de sus centrales bajo el llamado régimen de restricciones (cuestión central en la denuncia de Endesa) "se ha ajustado siempre a lo establecido en la normativa legal vigente".

Según sus datos, la energía producida en ese régimen (que funciona fuera del mercado diario, a precios más caros y por necesidades de abastecimiento) afecta únicamente al 2,4% de la energía total que se generó en España el pasado ejercicio.

En el caso concreto de Iberdrola, supuso 2.165 gigavatios hora (GWh) en 2004, es decir, el 3% de toda la producción. En lo que va de año 2005, las centrales de la compañía "apenas" han funcionado en ese régimen de restricciones, generando sólo 81 gigavatios-hora, es decir, el 0,7% del total.

La empresa recordó también que la energía generada en restricciones es "sensiblemente mayor" en escenarios de precios bajos, como los que se dieron el año pasado, frente a lo que sucede cuando los precios del mercado son altos, como está ocurriendo ahora. Gas Natural, una de las compañías que, según Endesa, se ha beneficiado de la manipulación del mercado, acusó precisamente a la compañía que preside Manuel Pizarro, hace unos meses, de hundir los precios del mercado para cobrar más ayudas (las empresas cobran ayudas si el precio del kilovatio no supera los 3,6 céntimos de euro).

Iberdrola concluye su comunicado advirtiendo de que, "dados los graves perjuicios que las acusaciones (de Endesa) pueden provocar en la reputación de Iberdrola, la compañía se reserva el derecho de adoptar todas las medidas legales que estime oportuno para defender los intereses de sus accionistas, clientes y empleados".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de marzo de 2005