Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La federación de Alemania involucra a un segundo árbitro en el escándalo de las apuestas

La Federación Alemana de Fútbol (DFB) ordenó ayer la repetición de un partido de la Liga Regional alemana, equivalente a la Segunda B española, ante la certeza de que el árbitro de Segunda División Dominik Marks, de 29 años, manipuló el resultado para favorecer las ganancias en las apuestas de los tres hermanos croatas encarcelados en Berlín por presunta estafa.

El partido entre los equipos aficionados del Hertha de Berlín y el Arminia de Bielefeld, que se jugó el pasado 11 de agosto, lo arreglaron en Francfort el árbitro Robert Hoyzer, ya procesado por la justicia ordinaria, el encargado de pitar el partido Dominik Marks y uno de los hermanos Sapina ahora encarcelados en la prisión berlinesa de Moabit. Marks, según la declaración de su compinche Hoyzer, recibió 6.000 euros por prestarse a la manipulación. Hoyzer entregó a Marks la recompensa en la cocina de su casa en Berlín.

La DFB tomó ayer la decisión de repetir el partido bajo sospecha en ausencia del árbitro considerado corrupto. El presidente del tribunal de justicia de la DFB, Rainer Koch, justificó la decisión en estos términos: "El resultado del examen de las pruebas ha demostrado que no existe la menor duda de que se produjo una manipulación acordada entre los señores Hoyzer, Marks y uno de los hermanos Sapina". Basada en las declaraciones de Hoyzer, la DFB ya había acordado la suspensión cautelar de Marks desde el pasado 15 de febrero.

La DFB seguía reunida anoche en el momento del cierre de esta edición para examinar otros partidos que se encuentran bajo sospecha de manipulación para ganar dinero con las apuestas.

Ganancias millonarias

El prestigioso diario de Munich Süddeutsche Zeitung dedicó ayer su página noble a una investigación de tres de sus más destacados sabuesos periodísticos sobre el tema de las apuestas. El extenso reportaje constata que el pasado 27 de diciembre Ante Sapina, uno de los tres hermanos croatas ahora en la cárcel, cobró 1,03 millones de euros de premios en la empresa estatal de apuestas Oddset. En diversas combinaciones Sapina acertó 131 veces con exactitud el 0-3 con que concluyó el partido de la segunda Bundesliga entre el Karlsruhe y el Duisburgo.

Ello, combinado con el acierto en un partido de Segunda B entre el Augsburgo y el Hoffenheim, le proporcionó a Ante Sapina, de 28 años, esa importante suma. Sapina había apostado por esos resultados la suma de 280.500 euros.

Según el reportaje, Sapina había ganado en las apuestas futbolísticas de Oddset en agosto otra suma por encima del millón de euros, 783.228,50 en septiembre y así hasta un total de 3.025.280,85 euros en siete rondas de apuestas el año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de marzo de 2005