Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arteleku reconoce la labor de Don Herbert con litografías de 22 artistas

El creador norteamericano coordina una muestra encabezada por un texto de Atxaga

Don Herbert (Detroit, 1942) llegó a España hace 30 años y está considerado como uno de los mejores litógrafos del país. Comenzó en Madrid, en el taller del Grupo 15, y desde la inauguración de Arteleku, hace casi dos décadas, imparte clases en este centro donostiarra. Allí ha reunido ahora a 22 artistas vascos, quienes han respondido a su invitación de realizar un litografía en blanco y negro bajo el título conjunto de El artista desnudo.

Pegado a su puro y en un castellano que delata su origen, Herbert admite que a la hora de plantear esta exposición puso a los artistas en "una posición difícil". ¿Por qué? Porque la litografía resulta ya de por sí una técnica "bastante complicada", dificultad que se intensifica si se emplea el blanco y negro. "En una litografía en color puedes jugar con los colores para mejorar el trabajo. Sin embargo, una litografía en blanco y negro funciona o no funciona. No hay excusas, el artista está desnudo, no tiene defensas", subraya. De este modo explica el título de la muestra, encabezada por el poema de Bernardo Atxaga Escrito en USA.

El reto del litógrafo estadounidense afincado en San Sebastián cuelga de las paredes de Arteleku hasta el próximo 20 de marzo, rubricado por artistas veteranos como José Luis Zumeta, Andrés Nagel, Marta Cárdenas, Ramón Zuriarrain, José Zugasti, Koldobika Jauregi o Juan Luis Goenaga. A ellos se suman creadores más jóvenes como Dora Salazar, José Ramón Amondarain, Arantza Gabino, Iñaki Gracenea o Jesús María Cormán. Los trabajos de todos ellos descansan también en las quince carpetas litográficas editadas por la Diputación de Guipúzcoa, de la que depende el centro de arte contemporáneo.

Herbert conoce a todos los participantes desde hace años. A unos, de su estancia en Madrid; a otros, porque han pasado por su taller de litografía, en el que no enseña arte, sino "técnica", advierte. "He tratado con genios que han hecho muy malas litografías porque no tenían experiencia", asegura.

El artista desnudo se presenta como el primer paso de un proyecto al que Arteleku quiere dar continuidad. "La idea es que Herbert siga con su taller, en el que transmite información, y, al mismo tiempo, cuente con un espacio permanente en el que mostrar todos los años algún tipo de producción", anuncia el director del centro, Santiago Eraso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2005