Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El interventor de Orihuela acusa al alcalde de pagar facturas falsas

Espinosa informó a la oposición de las irregularidades en las cuentas de la Corporación

El ex interventor del Ayuntamiento de Orihuela, José Manuel Espinosa, ha destapado una serie de irregularidades en las cuentas de la corporación -pagos de facturas falsas, incrementos injustificados de obras y aportaciones a medios de comunicación locales- de las que responsabiliza al alcalde, José Manuel Medina, del PP. El funcionario, autoinculpado de apropiarse de fondos públicos, realizó la denuncia en una entrevista con los portavoces de la oposición. La conversación está recogida en sendas grabaciones realizadas por dos de los asistentes.

"Las obras de la Glorieta pasaron de 200 a 1.000 millones, sin consignación"

José Manuel Espinosa fue destituido del puesto de interventor por el pleno de la Corporación tras confesar el pasado día 18 en una comisaría de Zaragoza que se apropió de unos 30.000 euros de las arcas municipales. Ese mismo día el alcalde trasladó las supuestas irregularidades cometidas por el funcionario a la Fiscalía.

Tras su regreso a Orihuela, el interventor convocó el pasado miércoles a los portavoces de la oposición para ofrecerles su versión de los hechos. En ese encuentro, el funcionario destapó otras supuestas anomalías en la gestión económica de la Corporación en las que están implicadas la firma Necso, la constructora local Doalco y dos medios de comunicación local: la revista Portada y la televisión Canal 34.

- Necso. El Ayuntamiento de Orihuela, bajo la presidencia de Luis Fernando Cartagena, adjudicó en 1988 a esta firma el servicio de recogida de basuras en el casco urbano de la población. En el resto del término, el servicio es realizado, sin mediar adjudicación, por Ángel Fenoll, un empresario afín al PP. A principios de 2002, Medina planteó la posibilidad de unificar el servicio y retirar la contrata a Necso. Sobre este extremo el interventor dijo: "Después de los problemas de mayo [intento del Ayuntamiento de retirar la contrata de basuras], Necso presentó a cobro dos facturas falsas por lucro cesante por un importe de 40 millones de pesetas".

- Doalco. Es una de la empresas constructoras más destacadas de la comarca de La Vega Baja. Su presidente, Domingo Alcocer, integra el consejo de administración de Canal 34. Entre otros proyectos, el Ayuntamiento le ha adjudicado las obras de reforma de la Glorieta y un aparcamiento subterráneo en el centro histórico. Respecto a las obras de la Glorieta, el interventor afirma: "Las obras de la Glorieta pasaron de 200 a 1.000 millones de pesetas, sin consignación presupuestaria y, por tanto, se trata de una decisión nula de pleno derecho. Éste era mi caballo de batalla con él [el alcalde]".

- Canal 34 y 'Portada'. Dos medios de comunicación locales afines a los postulados populares. En el consejo de Administración del canal televisivo coinciden, aparte de Domingo Alcocer y el industrial Fenoll, Antonio Galiano, hermano de una ex concejal del PP. Galiano, director y gerente de Canal 34, es, además, el propietario de la revista Portada. El interventor denuncia: "Han recibido un montón de millones no de subvenciones, sino de publicidad directa de las diferentes concejalías. No busques subvenciones".

- Quimirex y Jorly. Firmas del sector financiero que utilizó el interventor para consumar la apropiación indebida. "Pasaba las facturas directamente a cobro sin la aprobación de la comisión", comenta Espinosa."De todo eso [las irregularidades anteriores] no me he beneficiado, sólo me he quedado con dinero de facturas de la empresa Quimirex y Jorli, que pasaba directamente a cobro sin pasar por comisión". El ex interventor asume que mediante esa fórmula se apropió de unos 23.000 euros.

En su encuentro con los portavoces de la oposición, el funcionario precisó que el alcalde Medina tenía conocimiento de las irregularidades antes de la fecha que oficialmente admite el primer edil, el 13 de diciembre de 2004. "El alcalde sabía desde mayo la existencia de irregularidades, entonces me llamó y me dijo: cómo está lo de tu hermano", recoge la grabación.

Antes del relato de las supuestas irregularidades, José Manuel Espinosa describió a los tres portavoces de la oposición el porqué de su huida a Zaragoza y el encuentro con el ex alcalde, Luis Fernando Cartagena, en la catedral de la capital aragonesa. "Me encontraba abatido y derrumbado [cuando el alcalde le comunicó que llevaría los hechos a la fiscalía]. Me fui a Zaragoza, y en la basílica del Pilar me encontré casualmente con Cartagena", comenta en otro pasaje de la grabación. "Y me dijo: no te preocupes que se ha disuelto la agrupación del PSOE de Orihuela".

Confesiones con intermediario

A la vuelta de Zaragoza y una vez consumado su cese al frente de área económica del Ayuntamiento de Orihuela, José Manuel Espinosa citó a los portavoces de los tres principales grupos de la oposición, a saber, Francisco García Ortuño, del PSPV; Jesús Ferrández, del Centro Liberal -surgido de una escisión del grupo popular en 1999-, y Monserrate Guillem, de Esquerra Verda.

El ex interventor recurrió al concurso de un intermediario para convocar la cita, que se celebró entre las 19 y las 20.30 del pasado miércoles, en el domicilio particular del funcionario, en la calle del Duque Tamames, en el ensanche de Orihuela.

El intermediario, el empresario pirotécnico Jesús Ferrández [pese a la coincidencia del nombre y apellido no guarda ningún parentesco con el portavoz del Centro Liberal] citó a los portavoces de la oposición en la cafetería Monaguillo. Y desde allí, los cuatro partieron a casa de José Manuel Espinosa.

El intermediario llamó primero a Ferrández y éste convocó a continuación a Guillem y Ortuño. "El interventor quiere hablar con nosotros", afirma Ortuño que fue el mensaje que le trasladó su colega Ferrández. Esta versión fue corroborada ayer por los otros dos portavoces. Guillem y Ortuño acudieron al encuentro con sendas grabadoras. La conversación está registrada en dos cintas a las que ha tenido acceso este periódico.

José Manuel Espinosa, en un tono distendido y sereno, según la impresión de sus invitados, relató a los líderes de la oposición del Ayuntamiento oriolano las peripecias de sus últimos días. Pero también aprovechó la ocasión para desvelar otras supuestas irregularidades de la gestión del Ayuntamiento que, según el interventor, contaron con la connivencia del alcalde, el popular José Manuel Medina.

Los portavoces de la oposición resaltan que la entrevista fue una iniciativa del interventor, "presumiblemente en un intento de contrarrestar la denuncia de Medina en la Fiscalía", precisa Ortuño.

Guillem, Ferrández y Ortuño estudian ahora la posibilidad de trasladar la grabación a la Fiscalía Anticorrupción para que abra una investigación.

En cualquier caso, los tres grupos de la oposición han expresado su intención de personarse en el caso, que instruirá el titular del Juzgado número 5 de Orihuela. Esta oficina judicial fue designada ayer por el decanato para practicar las diligencias.

El Juzgado número 1 será el encargado de investigar la implicación en el caso del hermano del interventor, Juan de Dios Espinosa, también denunciado por el alcalde. El Ayuntamiento acusa a Juan de Dios, empleado en el departamento de Recaudación, de apropiarse de 66.000 euros de impuestos de los mercados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2005

Más información