Reportaje:REFERÉNDUM EUROPEO | Los resultados de la convocatoria

El PP, salvo Camps y Zaplana, enfrió la jornada

En algunos distritos de la ciudad de Valencia que son feudos del PP el porcentaje de votos negativos se acercó al del País Vasco

Valencia / Alicante - 20 feb 2005 - 23:00 UTC

Socialistas y populares mantuvieron hasta ayer mismo las posiciones con que arrancaron la campaña del referéndum sobre la Constitución europea. Los primeros subrayando las ventajas de pertenecer a Europa y animando a los ciudadanos a acudir a las urnas, y los segundos destacando la equivocación que suponía la convocatoria, su precipitación y la escasez de la información. Curiosamente los únicos dirigentes del PP que se apartaron del argumentario fueron el presidente de la Generalitat y máximo responsable regional de los populares, Francisco Camps, y el portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Eduardo Zaplana. Éste último realizó una llamada a la participación cuando depositó su voto; mientras que Camps, inevitablemente retórico, afirmó que "[ayer] es el primer día de una época aún más fuerte, de más prosperidad y de más opciones de futuro" en un contexto en el que la Comunidad Valenciana "está viviendo el mejor momento económico y de prosperidad de toda su vida" porque "nunca habíamos tenido un modelo tan claro de crecimiento".

En el centro de Alicante y en el Ensanche el 'no' fue superior al resto de la ciudad

Más información

Estas manifestaciones tan aparentemente animosas contrastaban con la frialdad de otros dirigentes valencianos del PP. El alcalde de Alicante, Luís Díaz Alperi, afirmaba que el Gobierno se había equivocado al convocar el referéndum, y auguraba que "el buen tiempo" no iba a ayudar a la participación. Alperi estimó que un porcentaje de votantes que oscilara entre el 40 y el 45% "estaría bien". En la provincia de Alicante la participación alcanzó el 43,2%. Carlos Fabra, presidente provincial del PP en Castellón, también se apuntó a la tesis de que el referéndum no era necesario, la campaña había sido "corta y precipitada" y que se debía "haber instruido mejor a la gente". En la misma senda se encontraba la consejera de Cooperación y Participación, Gema Amor, que criticó al Gobierno por su "precipitación".

El arzobispo de Valencia, Agustín García-Gasco, en sus manifestaciones tras acudir a votar, se mostró en plena sintonía con los dirigentes del PP. "El referéndum en si no tiene mucha razón de ser" (...) "Da la impresión de que no hay una preparación suficiente para asumir una responsabilidad como la que se pide hoy" (...) La campaña de información "ha sido muy pobre e insuficiente", dijo.

La frialdad de los cargos populares se dejó notar en los feudos donde su partido cosecha mejores resultados electorales. Al menos en las grandes ciudades. En algunos distritos de Valencia el porcentaje de votos negativos se acercó al logrado en el País Vasco (33,66% de votos en contra) y en al menos tres distritos superó al de Cataluña (28,07%) Así en Ciutat Vella el rechazo a la Constitución alcanzó el 33,01%; en L'Eixample, el 30,10%, y en Pla del Real, el 29,24%. Tres zonas donde el PP logra una cómoda y amplia mayoría en todas las convocatorias electorales. En Extramurs, otro distrito de la ciudad donde el PP tiene un granero de votos, el no alcanzó el 26,48% de los sufragios emitidos.Algo de lo ocurrido en Valencia debía intuir el presidente provincial de los populares en Alicante, José Joaquín Ripoll, cuando en el mitin de cierre de campaña dijo aquello de "vosotros [militantes y simpatizantes del PP] a votar lo que sabéis; y yo a votar sí". En el centro de Alicante y en el barrio del Ensanche de la capital, zonas que tradicionalmente votan al PP, el porcentaje de votantes que dijeron no fue superior al de la mayoría de distritos de la ciudad. La participación en la provincia de Alicante (43,16%) fue menor en más de un punto que en el conjunto de la Comunidad Valenciana. La capital alicantina registró una pobre participación (40,9%). El si a la Constitución Europea cosechó un respaldo más amplio en esta provincia (79,4%) que en el conjunto de la autonomía (77,3%) y que en el total estatal. En Elche no se alcalzó el 40% de participación. En este municipio gobernado por los socialistas, el rozó el 80%.Una de las ciudades que registró menor participación fue Torrevieja (34,5%), feudo del PP el rozó el 85%

La participación en la provincia de Castellón fue del 44,75%. En la capital de La Plana el nivel de abstención fue mayor. En la ciudad de Castellón, más del 76% de los censados votaron . Entre los municipios de más de 10.000 habitantes sólo Benicarló y Vinaròs no llegaron al 40%, mientras que La Vall d'Uixó alcanzó el 45% En esa ciudad, gobernada por el PSPV y EU, el superó el 80%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de febrero de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50