Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las nuevas grietas aparecidas en Barcelona afectan a 2.000 vecinos

Las grietas por las que se cerrará durante dos días un tramo del metro de Barcelona a su paso por Poblenou, próximo a las playas de la Villa Olímpica, afectan a 2.000 personas, según la asociación de vecinos del barrio. La entidad ha contado 200 grietas que han provocado las vibraciones del metro a lo largo de los 2,5 kilómetros que recorre por la calle afectada. Los vecinos llevan dos años sintiendo las vibraciones del metro y desde abril de 2004 denuncian la aparición de grietas en las viviendas. Fuentes de la Generalitat aseguraron que estas vibraciones pueden darse por el aumento del nivel freático de la zona y la antigüedad del metro.

El Gobierno catalán cerrará dos días el tramo afectado para probar si las vibraciones desaparecen con trenes nuevos que ahora circulan por la línea 2 e instalando mantas amortiguadoras elásticas bajo las vías.

Los vecinos piden que se reforme toda la línea y que el metro reduzca su velocidad de 65 a 30 kilómetros por hora en ese tramo. La línea 5 del Metro ha provocado también grietas en un edificio de la calle de Roselló junto al paseo de Gràcia, en el centro de Barcelona. Un informe encargado a la universidad vincula las grietas al paso de los trenes del metro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 2005