Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los etarras de Valencia tenían información detallada y planos del arsenal de Cartagena

Los detenidos disponían de datos precisos de cuarteles de la Guardia Civil de Murcia y Jaén

Los dos etarras detenidos en Valencia disponían de datos precisos y planos de ubicación de una oficina de turismo y de una comisaría de policía de la provincia contra las que iban a atentar, posiblemente de forma simultánea, el sábado. Sara Majarenas y Mikel Orbegozo tenían previsto abandonar Valencia el domingo por la mañana, en plena jornada del referéndum sobre la Constitución europea y huir a Cartagena (Murcia), ya que tenían información "muy detallada" y planos "hechos a mano" del Arsenal Naval. Luego iban a atacar un cuartel de la Guardia Civil de Jaén.

Los supuestos terroristas, que anoche fueron interrogados en la Comisaría General de Información, tenían en su poder un cuaderno de tamaño folio en el que escondían su listado de objetivos. Los dos más elaborados e inminentes eran un ataque contra una oficina de turismo y otro contra un cargo de una comisaría del Cuerpo Nacional de Policía, bajo cuyo coche iban a situar una bomba lapa.

Los investigadores trataban de precisar ayer si los dos detenidos pretendían cometer uno o dos atentados en Valencia antes de huir. De la comisaría y de la oficina de turismo tenían "información muy elaborada" y callejeros en los que tenían marcadas sus ubicaciones y, según algunas fuentes, rutas de huida. Además, disponían de un listado de matrículas, bastante reciente, de los vehículos particulares de policías.

Igualmente tenían datos sobre un teniente coronel, pero las fuentes consultadas ven "muy difícil" que intentaran atentar contra este último durante el fin de semana, ya que es cuando el militar abandona las rutinas diarias que pueden haber sido observadas por los terroristas o posibles colaboradores sobre el terreno.

Los dos detenidos llegaron el miércoles a la pensión en la que fueron detenidos en Valencia. Pagaron por anticipado cuatro noches y tenían previsto abandonar el alojamiento el domingo. Los terroristas tenían en su poder informes sobre posibles objetivos de otras provincias españolas, hasta donde iban a huir una vez perpetrado el ataque en la capital de la Comunidad Valenciana.

Ambos iban a huir posiblemente hacia Cartagena, sita a unas tres horas en coche desde Valencia. Los terroristas, según fuentes de la lucha antiterrorista, disponían de "información muy elaborada" y de planos "hechos a mano y con mucho detalle" sobre el viejo arsenal de la Armada en Cartagena. Además, disponían de informes precisos sobre el cuartel de la Guardia Civil de dicha ciudad. Sin embargo, la cantidad de explosivo de la que disponían (dinamita Titadyne procedente del robo de Plevín, Francia) hacen difícil que intentaran un atentado de magnitud contra el arsenal, por lo que se especula que pudieran recibir "un pedido". El listado de objetivos, engordado con relaciones de nombres sacados de sitios oficiales de Internet, incluía también planos con un alto grado de detalle sobre un cuartel de la Guardia Civil de Jaén, siempre según fuentes antiterroristas.

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado están en estado de máxima alerta, ante la certeza de que ETA intentará hacerse presente de forma cruenta "este fin de semana o la semana que viene". Por lo tanto, sospechan que la banda puede haber logrado introducir al menos otro comando en España.

Mientras, Patricia Perales Hurtado, pareja de Javier Pérez Aldunate -el detenido en Basauri que había estudiado la posibilidad de atentar contra el Rey-, fue detenida ayer en Zarautz por la Guardia Civil, para aclarar si es una colaboradora de la banda terrorista. La joven fue detenida en el peaje de la salida de Zarautz de la autopista A-8. La mujer tiene "un perfil bajo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 2005