Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adams pide que nadie sea "excluido o prohibido"

El presidente del Sinn Fein, Gerry Adams, se mostró ayer convencido de que existe en Euskadi en estos momentos "una oportunidad histórica para la paz" y aconsejó que nadie sea "excluido o prohibido", tal y como le ocurrió en su día a su formación en Irlanda. Adams realizó esta declaración al lado del dirigente y parlamentario de la ilegalizada Batasuna, Arnaldo Otegi, en las dependencias de la Cámara vasca, donde se entrevistaron por espacio de una hora.

El dirigente norirlandés se reunió antes con el lehendakari, Juan José Ibarretxe. Al término de ambos encuentros, que cerraban su gira por España para presentar su libro Memorias políticas, dijo que "todos" sus interlocutores de estos días parecen creer en esa oportunidad. "También Herri Batasuna quiere llegar a la paz", aseguró.

Adams y Otegi se propiciaron un saludo altamente afectuoso y cuando después comparecieron juntos coincidieron en el mensaje alusivo a la prohibición de que Batasuna se presente a las elecciones. "No se puede poner en marcha el proceso si una de las partes no tiene reconocidos todos sus derechos civiles y políticos", recalcó Otegi.

Adams se mostró muy remiso a la hora de impartir consejos, pero deseó al Gobierno y a los "representantes vascos" que tengan la "sabiduría y valentía" precisas para afrontar la búsqueda de una solución que, a su juicio, pasa por un diálogo sin exclusiones. "No se debe desperdiciar ninguna oportunidad para el diálogo", indicó. El dirigente norirlandés no quiso, sin embargo, entrar en valoraciones sobre la decisión de ETA de volver a cometer asesinatos y se excusó para ello en su condición de visitante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 2005