Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REFERÉNDUM EUROPEO | La campaña por el voto

López Garrido: "El 'sí' supondrá una Europa más democrática"

Vidal-Beneyto critica que el Tratado no aborde los problemas europeos

El diputado y secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Diego López Garrido, pidió ayer el para la Constitución europea porque "supone un avance hacia una Unión con más valores políticos y democráticos".

En la presentación del libro El reto constitucional de Europa, escrito por el sociólogo José Vidal-Beneyto, López Garrido se basó en los artículos 2 y 3 del Tratado constitucional, que establecen el pleno empleo, la igualdad de sexos, la contribución a la paz y a la erradicación de la pobreza, para asegurar que "es la Constitución más progresista que yo conozco".

Esta opinión no fue compartida por el escritor y profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Autónoma Carlos Taibo, que estaba también presente en un acto en el que se habló poco del libro de Vidal-Beneyto y mucho de la nueva Constitución. Para él, la Carta europea no reduce el déficit democrático actual. "Si la Unión quisiese entrar en la Unión Europea, sería rechazada por su déficit democrático", dijo Taibo, ante una audiencia claramente a favor del no en el referéndum de mañana, que contestó esta afirmación con aplausos y una gran risotada. "El nuevo Tratado reconoce una serie de derechos sociales, sin acompañarlos de garantías que los hagan realidad", añadió.

Intereses diferentes

En el acto también estaba presente el eurodiputado del Partido Popular Íñigo Méndez de Vigo, quien indicó que "la Constitución no es perfecta, pero tenían que aprobarla 25 Estados con intereses diferentes". Para Méndez de Vigo, uno de los grandes logros de la nueva Constitución es que "da más poderes al Parlamento Europeo, que pasa de ser responsable del 20% al 100% del gasto presupuestado anual". También defendió que la presidencia del Consejo Europeo sea permanente, como fija el Tratado. "Quizá este cargo hubiera puesto de acuerdo a todos durante la guerra de Irak", dijo. Para el eurodiputado popular, lo que se pregunta mañana a los electores españoles es si quieren continuar en Niza. "Los que defiendan el no, que sepan que en el futuro no habrá otro proceso constituyente", añadió.

El autor de El reto constitucional de Europa, José Vidal-Beneyto, defendió enérgicamente el no en el referéndum. Para él el principal problema es que la necesaria unanimidad en las decisiones sobre política exterior y defensa "no nos va a dejar aislarnos de Estados Unidos. Este seguidismo espero que no nos arrastre a Irán y Siria". También criticó que en el Tratado no se aborda ninguno de los grandes problemas europeos. Vidal-Beneyto afirmó que después del referéndum animará a "los verdaderos europeos a construir una Constitución mejor".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 2005