Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REFERÉNDUM EUROPEO | La campaña por el voto

Llamazares augura que el referéndum "pasará factura" al Gobierno

El coordinador general de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares, responsabilizó ayer al Gobierno de haber hecho una campaña "anodina e indiferenciada del Partido Popular", que "le pasará la factura" de que los rechazos y las abstenciones superen a los apoyos al Tratado europeo en el referéndum de mañana. "Nosotros no vamos a oponernos a la legalidad del resultado si gana el sí, pero si el no y la abstención son mayoritarios, el Gobierno debería replantearse cómo se hacen las campañas y la construcción de la Unión Europea, porque habrá una crisis sobre la legitimidad", dijo.

Anoche en el mitin de cierre de campaña, Llamazares pidió a quienes desde la izquierda "prestaron" su voto al PSOE en las elecciones generales de marzo que mañana den una "lección" al Ejecutivo y rechacen el texto.

En rueda de prensa en la sede de IU horas antes, Llamazares reconoció que el resultado definitivo "es difícil de prever", aunque pronosticó que "probablemente haya una participación minoritaria". "Se ha evitado al máximo el contraste y el debate, ha sido una campaña monocorde que ha aburrido a las piedras" y en la que "se ha amordazado a las fuerzas del no", resumió Llamazares.

Según el coordinador de IU, este referéndum supondrá "una mayor crisis del proyecto" común de la UE y deberá acometerse una "reflexión profunda sobre el elitismo y el conservadurismo" de la Unión, así como una discusión en la izquierda española, "que no debería seguir teniendo esa unción sobre la UE, sino posiciones más críticas y menos retóricas". A su juicio, los ciudadanos se sienten "indiferentes" respecto a la Constitución europea porque no saben lo que significará para su empleo, sus derechos sociales, la sanidad o las libertades, dado que "este Tratado se trata de economía liberal", dijo, parafraseando el lema que ha utilizado el PSOE para esta campaña.

"Graves responsabilidades"

En cuanto a la "indignación" que dijo haber detectado, Llamazares explicó que los ciudadanos rechazan que se les trate como "menores de edad", una ofensa en la que, en su opinión, ha incurrido el Gobierno. Por todo ello, el Ejecutivo tiene "graves e ineludibles responsabilidades", ya que convocó el referéndum sin pactar con el resto de las fuerzas políticas la fecha o el contenido de la campaña institucional, y además se alineó con "una gran coalición conservadora paneuropea".

Por el contrario, frente a una "campaña mediática y de publicidad engañosa", aseguró que IU ha sido la única fuerza que ha supuesto un factor "vivo y enriquecedor" del debate. También felicitó a los miembros de las plataformas por el no que han contribuido a la campaña, y expresó su deseo de que la ciudadanía rechace mayoritariamente este Tratado, que supone "una deconstrucción del modelo social y de la identidad de la Unión Europea".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 2005