Huertas Clavería, homenajeado por sus 40 años de periodista

Josep Maria Huertas Clavería (Barcelona, 1939) recibió ayer, en el Colegio de Periodistas, el homenaje de sus colegas por sus 40 años de oficio, de un oficio que "tal como él lo ha ejercido está en peligro de extinción", afirmó Santiago Ramentol, profesor de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona y director general de Medios Audiovisuales de la Generalitat. Huertas ha trabajado en El Correo Catalán, Tele/Exprés y El Periódico; ha colaborado en las revistas Presència, Cuadernos para el Diálogo y Triunfo, y ha publicado un montón de libros. Y lo ha hecho "desde el estudio continuado, como periodista de calle", dijo Ramentol.

El homenaje consistió en una reflexión sobre la profesión periodística, de la que Ramentol ofreció un panorama de "crisis". La información, dijo, debe ser como "un bien público, igual que la sanidad". "El periodista debe ser intermediario entre la realidad y los ciudadanos", pero en muchos casos, añadió, "es interpretada y luego trasladada deformada. (...). El periodista nunca debe ser protagonista de la noticia y no debe banalizarla convirtiéndola en espectáculo". Asimismo afirmó que hay que buscar un "nuevo perfil de periodista" y sugirió la "colegiación obligatoria y el juramento hipocrático, como los médicos, porque de lo contrario la profesión desparecerá".

Huertas matizó: "Durante el franquismo, era más tétrico", tras lo cual recordó los consejos de Manuel Ibáñez Escofet: "Para ser periodista hay que tener curiosidad, ser buen informador y saber explicarlo", y añadió otros: tener ganas de trabajar, especializarse sin caer en el encasillamiento, valorar la imagen como parte de la información, contrastar las informaciones, no traicionar las fuentes, trabajar en equipo y ser crítico y autocrítico.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS