Muere Lucía, la última de los tres niños pastores de Fátima

Lucía dos Santos, la última superviviente de los tres pastores que el 13 de mayo de 1917 dijeron que habían visto a la Virgen en Fátima, al centro de Portugal, murió ayer a los 97 años en un convento de Coimbra. Los otros dos pastores, Francisca y Jacinto Marto, primos de Lucía, murieron en 1919, y fueron beatificados en 2000.

Sor Lucía fue la última depositaria del llamado tercer secreto de Fátima, unos crípticos mensajes que según los tres niños casi analfabetos les transmitió la virgen María -la "Blanca Señora"- y que el Vaticano guardó celosamente desde 1957 hasta 2000, cuando fue revelado.

La descripción incluía una visión apocalíptica de ángeles con espadas de fuego, luces deslumbrantes, una ciudad en ruinas sembrada de cadáveres que atraviesa un obispo vestido de blanco antes de ser asesinado a los pies de una cruz. "Bajo los dos brazos de la Cruz", concluye el texto, "había dos ángeles que recogían la sangre de los mártires y regaban con ella las almas que se acercaban a Dios".

Más información
Miles de portugueses despiden a la última vidente de Fátima

De acuerdo con la interpretación de la Iglesia, esta visión sería una predicción del atentado que el 13 de mayo de 1981 sufrió el Papa, aunque éste -el "obispo vestido de blanco"- no murió.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS