Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

GM pagará 1.550 millones para romper la alianza con Fiat

El grupo pacta una indemnización para no quedarse con su rival

General Motors (GM) y Fiat alcanzaron ayer un acuerdo para romper la cláusula del contrato firmado en 2000 que obligaba a la empresa estadounidense a comprar la división automovilística de la firma italiana. GM aceptó pagar 1.550 millones de euros para no tener que quedarse con Fiat Auto, una sociedad en crisis que quema tres millones de euros al día y pierde desde hace años cuota de mercado.

Las negociaciones entre el coloso de Detroit, primer productor automovilístico del mundo, y la empresa controlada por la familia Agnelli fueron largas, tensas y estuvieron a punto de desembocar en los tribunales. GM se arrepintió pronto de haber firmado la put option que permitía a Fiat Auto saltar a sus brazos (con todas sus deudas y problemas a cuestas) a partir del pasado mes de enero, y ya el año pasado hizo saber a los turineses que consideraba inválido el contrato.

Alegó que Fiat Auto había vendido su filial financiera y había aumentado capital, modificando los activos societarios y quebrando, por tanto, los acuerdos de 2000. Fiat respondió que la put option seguía en vigor y que estaba dispuesta a acudir a los tribunales para imponerla.

El presidente de GM, Richard Wagoner, amenazó con cerrar Fiat Auto si se veía obligada a quedársela. Pero Fiat resistió en la guerra de nervios y se mantuvo firme: el contrato se podía romper, siempre que GM pagara "una indemnización aceptable"; de lo contrario, sería necesario un litigio perjudicial para ambas partes.

Los máximos dirigentes de Fiat, el presidente, Luca Cordero di Montezemolo, y el administrador delegado, Sergio Marchionne, se apoyaron en una estimación de la firma Morgan Stanley para exigir una compensación de 3.000 millones de euros. GM, que en su balance había cuantificado el valor total de Fiat Auto en sólo un millón de dólares, se ofreció a pagar hasta mil millones de dólares, ni un centavo más.

Socios en Powertrain

El viernes, por fin, en Detroit se elevó la oferta hasta 1.550 millones de euros (casi el doble de la oferta inicial), y el Consejo de Administración de Fiat, reunido ayer en Turín, decidió aceptar la cantidad. "Hoy es un gran día", afirmó Montezemolo. General Motors y Fiat han decidido seguir juntos en Powertrain, una sociedad mixta de fabricación de motores y cajas de cambio.

La llegada de dinero fresco fue saludada con alegría en Fiat. Aunque significara, en realidad, que Fiat Auto era invendible. Los 1.550 millones, por otra parte, iban a suponer sólo un alivio de semanas, o como mucho unos meses, para una compañía que en el presente ejercicio debería hacer frente al vencimiento de créditos por un importe total cercano a los 10.000 millones de euros. Y hay que tener en cuenta que, en caja, dispone en la actualidad de apenas 4.000 millones.

Fiat Auto perdió en 2004 unos 1.500 millones de euros (el 30 de septiembre pasado, cuando se presentaron los últimos resultados trimestrales, llevaba perdidos 1.200 millones de euros) y seguirá al menos hasta 2006 en números rojos, según los cálculos de la dirección de Fiat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de febrero de 2005