Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Huelva asegura que llegará al Supremo para defender la denegación de la licencia de obras a Endesa

El portavoz del Ayuntamiento de Huelva, Francisco Moro, del PP, aseguró ayer que su partido agotará los recursos judiciales, hasta llegar al Tribunal Supremo, para defender la denegación de licencias a Endesa, quien construye una planta de ciclo combinado en la avenida Francisco Montenegro, en el Polo Químico. La empresa eléctrica recurrió la denegación de licencia y el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) le ha permitido seguir con las obras, sin entrar a juzgar el contencioso.

"Vamos a llegar hasta el final en nuestra posición inicial de denegar la licencia a Endesa. El TSJA sólo se ha pronunciado sobre medidas cautelares, sin entrar en el fondo del asunto, pero aún no hay una resolución judicial definitiva sobre si tiene razón el Ayuntamiento en esa denegación de la licencia de obras o la tiene Endesa", precisó Francisco Moro.

Francisco Moro reiteró ayer que no recurrirán la última decisión del TSJA porque no resulta operativo: "Entendemos que es mejor no perder más tiempo en los incidentes y que el TSJA resuelva sobre el fondo del asunto para dilucidar si la denegación de la licencia es ajustada a derecho o no. Con la prolongación de estos recursos nos hemos dado cuenta de que se perjudica la decisión municipal y damos margen a Endesa para que construya su central", indicó.

EL TSJA dictó un auto a favor de Endesa en julio de 2004 basándose en el "interés general, dado el déficit energético de Andalucía".

Francisco Moro recordó que Endesa tuvo que depositar una fianza de seis millones de euros para poder comenzar las obras y advirtió de que, en caso de que el alto tribunal fallara a favor del Ayuntamiento onubense, "la compañía tendrá que demoler la planta".

Moro indicó que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) prohíbe la instalación de nuevas industrias en esa zona. "Para negar la licencia nos basamos en argumentos técnicos y jurídicos que decían que era imposible la autorización porque entraba en contradicción con el planeamiento de la ciudad", subrayó.

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento onubense, José Juan Díaz Trillo, emplazó ayer al alcalde de Huelva, Pedro Rodríguez, a dar carpetazo a ese conflicto y "comenzar a trabajar por el futuro". Díaz Trillo incidió: "Pedro Rodríguez debe ponerse a trabajar por una agenda de futuro donde el sector industrial tiene su hueco como lo ha tenido siempre".

El portavoz socialista indicó que tras la denegación de la licencia se esconde una aspiración especulativa: "El asunto de la obra es la punta de lanza de un proyecto de especulación urbanística liderado por el alcalde que pretende acabar con la industria en la ciudad. Si no sale de esa ambigüedad me estará confirmando que defiende el ladrillo frente al empleo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de febrero de 2005