Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Socialistas e IU alcanzan un nuevo acuerdo en Arcos

Las direcciones provinciales del PSOE e Izquierda Unida de Cádiz han alcanzado un acuerdo para dar estabilidad del gobierno municipal de Arcos de la Frontera. La alianza compromete a la coalición de izquierdas a apoyar en las sesiones plenarias asuntos de interés municipal, aunque sin ocupar áreas de gobierno, que serán mantenidas en solitario por los nueve concejales del PSOE. Se trata del segundo acuerdo establecido entre ambas formaciones en la presente legislatura. El anterior pacto, que sí concedía a los dos concejales de IU responsabilidad de gobierno, quedó roto el pasado noviembre por diferencias sobre el modo de hacer frente a la instalación de una central térmica promovida por Iberdrola en el término municipal.

El nuevo acuerdo está basado, según explicó ayer el secretario provincial de política municipal del PSOE de Cádiz, Francisco Menacho, en seis puntos. El documento obliga al PSOE a rechazar la instalación de nuevas centrales térmicas en el término municipal, ante el interés mostrado por Unión FENOSA para levantar una nueva planta de generación de energía complementaria a la ya instalada. El resto de los compromisos afectan al diseño urbanístico, el desarrollo de políticas de empleo, la confección del presupuesto local y la gestión de los medios de comunicación municipal.

Con este pacto, IU descarta la presentación de una moción de censura, con el apoyo del PP, contra la alcaldesa arcense, la socialista Pepa Caro. Esta posibilidad fue barajada en enero en el curso de una asamblea local en respuesta a la concesión, por parte de la Junta de la preceptiva licencia de impacto ambiental a la central térmica de Iberdrola, a pesar de los compromisos asumidos por el PSOE en la pasada campaña electoral para frenar la instalación. Menacho explicó ayer que, "a pesar de nuestros intentos, el tramite iniciado por el anterior ayuntamiento del PP se encontraba ya con todas la autorizaciones en curso y nosotros no hemos podido pararlas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de febrero de 2005