Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las 18 muertes de La Todolella se produjeron en poco más de una hora

Los informes de las autopsias realizadas sobre los 18 cuerpos de los fallecidos el domingo en el albergue de La Todolella (Castellón) señalan como hora de la muerte la franja entre las 9.00 y las 9.30. De esta manera, el fallecimiento se produjo en poco más de una hora ya que una persona, Javier Gallart, que se encontraba en una casa rural próxima, sostuvo haberlos visto a las ocho de la mañana, antes de que se acostaran tras celebrar la fiesta de cumpleaños. Los análisis de toxicología solicitados por los médicos forenses confirman además, como causa del fallecimiento, la intoxicación por monóxido de carbono.

La intoxicación fue causada por las estufas de uso industrial que se instalaron en la habitación en la que dormían todos ellos, debido a que la calefacción, tal como se les había dado a conocer, no funcionaba. Los exámenes realizados sobre los cadáveres, según fuentes del Instituto de Medicina Legal de Castellón, no revelan signos de angustia ni arañazos de los que se deduzca que intentaron salir de la estancia. Las mismas fuentes apuntaron que los cuerpos estaban intoxicados al cien por cien, ya que esa intoxicación provoca la paralización de las extremidades y no hay ningún signo que haga pensar que hubieran intentado salir del lugar.

Registro de alojamientos

Por su parte, la Consejería de Turismo hizo público ayer que el albergue de La Todolella no estaba incluido en el Registro de Alojamientos Turísticos de la Comunidad Valenciana. La inclusión en dicho registro es "obligatoria" y el albergue de La Todolella no lo estaba desde el mes de mayo del pasado año, cuando el Ayuntamiento pidió el cese de la actividad del local como albergue rural. El mismo consistorio solicitó en junio de 1998 la autorización turística del albergue y, tras una visita del inspector, se observó que cumplía todos los requisitos recogidos en el Real Decreto de 1994. Posteriormente pidió la baja y desapareció del registro.

Fuentes de la misma Consejería de Turismo declararon ayer a Efe que si el albergue hubiera sido promocionado como un local turístico y ofrecido a turistas, la Administración autonómica podía haber hecho una inspección e imponer una sanción. La propia web oficial del departamento recogía y publicitaba el albergue hasta el mismo lunes. Sin embargo, fuentes del mismo departamento no justificaron ayer por qué había "desaparecido" ayer.

El fiscal jefe de la Audiencia de Castellón, Javier Arias, manifestó ayer que "la gente que está buscando responsabilidades se precipita". Arias señaló que "no hay que confundir una posible ilicitud administrativa con una ilicitud penal" y explicó que "no todo hecho ilícito administrativamente hablando es una actividad antijurídica y reprochable". Arias sostuvo que "en derecho penal las especulaciones no sirven y la única presunción admitida es la de inocencia" y que en el Código Penal también se regula la figura del "hecho fortuito".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 2005