Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:EL DEBATE PARLAMENTARIO DEL 'PLAN IBARRETXE'

La confrontación sobre el futuro de Euskadi

Zapatero y Rajoy confirman en su debate con Ibarretxe sobre el nuevo Estatuto la fractura entre los dos grandes partidos y los nacionalistas

En hora y media, el lehendakari, Juan José Ibarretxe, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder del principal partido de la oposición, Mariano Rajoy, dejaron clara su imposibilidad de llegar a acuerdos respecto al futuro de Euskadi. Zapatero y Rajoy mantuvieron su rechazo al plan defendido por Ibarretxe y se negaron a dialogar sobre esa base. Lo que sigue resume lo principal de sus intervenciones:

EL DEBATE EN PLENO "Hay prisas, muchas prisas"

José Luis Rodríguez Zapatero: "Hubo demasiada gente que en nombre de generaciones pasadas arruinó el futuro de generaciones presentes"

Juan José Ibarretxe: "¿Por qué tienen miedo a negociar? Deberán explicar a los vascos que ustedes dos ya han pactado su futuro"

Mariano Rajoy: "¿Dónde está esa voluntad de diálogo? ¿Dialogar sobre qué? ¿Sobre un fraude de ley? ¿Sobre una desfachatez?"

Juan José Ibarretxe: "Este es un pleno que se celebra sin un debate previo. Ha habido una negativa a negociar ante el ofrecimiento del Gobierno vasco al Gobierno español, también ante el ofrecimiento de la Cámara vasca al Congreso de los Diputados, y todo se pretende sustanciar en un Pleno, el día de hoy, dando a entender que tenemos un debate profundo sobre una propuesta muy elaborada, lo cual evidentemente no es posible. Hay grandes prisas por acabar; prisas, muchas prisas, cuando éste es un debate que necesita de serenidad, mucha serenidad".

Mariano Rajoy. "Si hubiera estado en mi mano, no celebraríamos este pleno. Hemos reservado toda una tarde para el intercambio de razones. Tal vez a algunos el diálogo les parecerá breve, pero el asunto no da más de sí. El texto que se nos presenta no sólo entierra la Constitución sino que se erige en texto constituyente. ¿Qué pretenden: proclamar su independencia con nuestras bendiciones? Lo que al parecer esperan de nosotros es que reformemos la Constitución de manera que este adiós a España que nos remiten pueda ser reconocido como hijo legítimo de la Constitución española. En otras palabras: cambie usted a la madre para que se parezca a la hija".

José Luis Rodríguez Zapatero. "El Gobierno ha sido desde el primer día favorable a este debate y lo ha sido por tres razones. Por el respeto que merece la decisión del Parlamento vasco, aunque ésta sea por una exigua mayoría. Porque en mi concepción de la democracia las grandes cuestiones que afectan al discurrir de España han de ser debatidas en esta Cámara y porque en una democracia avanzada el derecho de propuesta ha de tener el mayor cauce posible para su ejercicio efectivo".

NEGOCIACIÓN "¿Por qué tienen miedo?"

Juan José Ibarretxe: "Yo les pregunto a todos ustedes, ¿por qué tienen miedo? ¿Por qué tenemos miedo a que se forme una comisión del Parlamento vasco y de estas Cortes Generales para iniciar un proceso negociador? ¿A qué debemos temer? ¿A qué debe temer esta Cámara? Ustedes ya han pactado lo que aquí se va a decidir y en esta tribuna está el representante de un pueblo pacífico y civilizado que viene a pedir diálogo y respeto a la decisión democrática de sus ciudadanos. Ustedes ya han pactado negárselo; están en su derecho, pero tendrán que explicar a todos los ciudadanos y ciudadanas vascos que ustedes dos ya han pactado cómo será nuestro futuro y que de nada servirá la decisión democrática que los vascos puedan expresar porque ustedes dos ya lo han decidido por todos ellos".

José Luis Rodríguez Zapatero: "La propuesta no prosperará, es algo normal en democracia, les sucede a los Gobiernos en los Parlamentos o en los tribunales, les sucede a los Parlamentos en los tribunales, e incluso le sucede al Estado cuando sus decisiones son anuladas en el orden internacional. Es la esencia de la democracia en donde todo poder es limitado y está sometido a otra voluntad o a la ley suprema".

Mariano Rajoy: "¿Dónde está esa voluntad de diálogo? ¿Diálogo sobre qué? ¿Sobre un fraude de ley? ¿Sobre una desfachatez? ¿Sobre cómo establecemos un régimen de castas en el País Vasco? Los promotores de este plan no buscan el diálogo sino el acatamiento. No reclaman un debate sino la claudicación. Nos traen el certificado de defunción de nuestras normas de convivencia y pretenden que pactemos el tipo de entierro".

EL ORIGEN DEL PLAN "Dejemos a la historia que descanse"

Juan José Ibarretxe: "Sí creo que hay una serie de cuestiones que merecen la pena ser recordadas. La primera para no confundir, sobre todo a la opinión pública en España, en torno a que el contencioso está directamente ligado a la existencia de la violencia de ETA. La violencia de ETA es dañina, inhumana y, además, hace un daño inmenso, por supuesto, a las personas y a las familias contra las que se cometen atentados, y también a la imagen del pueblo vasco. Y nada ha hecho más daño, nada hace más daño a la imagen de un pueblo pacífico y trabajador como es el vasco que la violencia de ETA. Pero no hay que confundir lo que es el problema político de relación entre Euskadi y España, muy anterior, muy anterior a la existencia de la bárbara e inhumana violencia de ETA. Son casi 200 años desde que se inició aquella discusión con la Constitución de Bonaparte, a partir de 1808; con la Constitución de Cádiz, a partir de 1812; con las llamadas leyes de abolición foral, en los años 1839 y 1876. Estamos ante la historia de una formulación que, en términos de convivencia, no hemos sabido resolver entre unos y otros a lo largo de estos últimos 200 años".

José Luis Rodríguez Zapatero: "Dejemos a la historia que descanse. Fue Thomas Jefferson quien defendió con más brillantez la idea de que, en cada momento, el mundo es responsabilidad de las generaciones vivas. Sabemos que ha habido demasiada gente que en nombre de las generaciones pasadas ha arruinado el futuro de las generaciones presentes. Por ello hay que caminar, y sólo se camina mirando hacia delante, no hacia atrás, no es mirando hacia el siglo XIX, hacia 1839 ni hacia los conflictos entre naciones del primer tercio del siglo XX a los que quiso responder la sociedad de naciones y la teoría de la autodeterminación. Ese mundo pasado, ese mundo histórico que se reclama es un mundo afortunadamente muy lejano. Hoy estamos mejor y hay perspectivas para que los pueblos puedan existir, para que las culturas nacionales sean viables sin necesidad de conflictos ni fronteras".

Mariano Rajoy "¿Qué lectura piensan ustedes que puede hacer ETA de estas premisas? Porque ETA interviene mucho en esta historia. ETA ha establecido las metas que otros han convertido en programas. ¡Claro que hablo de ETA! No sólo porque ETA es la inspiradora del proyecto que otros han puesto por escrito, tras romper en Estella el consenso de la sociedad vasca en torno al Estatuto de Gernika. No sólo porque ETA ha prestado sus votos para este viaje y contribuye al éxito del plan amordazando a la mitad de la población vasca".

RECHAZO DEL CONGRESO "No vale suplantar la soberanía nacional"

Juan José Ibarretxe. "Vengo con la mano tendida para negociar, para abrir un proceso negociador porque entiendo que de ninguna manera desde esta Cámara se puede trasladar un no a la posición del Parlamento vasco sin admitir que previamente es necesario negociar. Creo sinceramente que existe un camino, creo sinceramente que existe un punto de encuentro. Y éste es el derecho a decidir y la obligación de pactar. Como dije al comienzo, éste es el centro del debate. Hace 25 años se aprobó, se ratificó por la sociedad vasca, previamente de haber sido aprobado en esta Cámara, el Estatuto de autonomía de Gernika. Hoy es una ley que sigue sin cumplirse. Por ello quiero que quede constancia en el Diario de Sesiones de este incumplimiento.

Pero no he venido a hablar de pasado, sino sobre todo a hablar de futuro y si tenemos ilusión por desarrollar el autogobierno, el autogobierno previsto en el Estatuto de Gernika y el autogobierno previsto en el aprobado nuevo Estatuto político, es porque hemos visto que el autogobierno ha sido sinónimo de bienestar, es por lo que queremos, por lo que creemos que tenemos derecho a tener un mayor, un mejor nivel de autogobierno".

José Luis Rodríguez Zapatero. "Si vivimos juntos, juntos debemos decidir. Como recordarán, un día hace dos años, millones de españoles, muchos de ellos vascos, salimos a la calle a hacer cumplir la legalidad internacional vulnerada. Esta misma Cámara fue testigo un día tras otro de mi defensa de la legalidad internacional, quebrantada en mi opinión. En cuando me fue posible, mi primera decisión como presidente del Gobierno fue desvincular a mi país de una decisión que consideraba ilegal. Lo hice por convicción profunda, lo hice porque la ley es la garantía de la convivencia, de la libertad; con la misma convicción que hoy defiendo que este proyecto sea rechazado en nombre de la ley.

Creo con tanto fervor como cualquiera en la expresión que representa la voluntad popular y por eso afirmo: la relación del País Vasco con el resto de España la decidirán todos los vascos, no la mitad, y todos los españoles".

Mariano Rajoy: "El Parlamento vasco representa la voluntad de los ciudadanos vascos. Sí. Pero sólo en aquellas materias que le competen, es decir, en aquello que le ha confiado la soberanía nacional para que lo administre. Cuando algo no nos gusta, el camino legítimo para cambiar las leyes no consiste en suplantar a la soberanía nacional, sino en persuadirla para que las modifique. Todo lo contrario de lo que hace y preconiza el señor Ibarretxe".

DERECHO DE DECISIÓN "El futuro vasco no lo van a decidir Zapatero y Rajoy"

Juan José Ibarretxe. "Reivindicamos, por tanto, la capacidad de decidir como el cauce central de una sociedad vasca plural, y así será el futuro del autogobierno en Euskadi. No lo van a decidir en reuniones usted, señor Rodríguez Zapatero, o usted, señor Rajoy, no van a sustituir ustedes la voluntad de los vascos".

"Si he venido es porque creo que, mientras tengamos la posibilidad de la voz y la palabra, defenderemos una y mil veces, en este caso en nombre de la mayoría absoluta del Parlamento vasco, el derecho del pueblo vasco a decidir su futuro".

Mariano Rajoy. "Él sabe perfectamente que no está facultado para convocar un referéndum. Tampoco lo está para dictar sentencias en los tribunales u operar de apendicitis. La ley no se lo permite y no creo que le moleste. Ser el representante del Estado no conlleva poder suplantar al Estado. Si no aceptamos esto, todo diálogo será imposible. Lo cual no significa recurrir a las tortas. Ni mucho menos.

Esto es un Estado de derecho basado en el imperio de la ley. Entre nosotros, para quien abandona la senda legal, basta con los tribunales. No tengo miedo al resultado de un referéndum y menos en el País Vasco. Lo que temo es que no se respete la ley".

AUTOGOBIERNO "Muchos vascos ya no podrán decidir"

Juan José Ibarretxe: "Por eso reivindicamos más autogobierno, no para enfrentarnos con Madrid, ni con el Gobierno español ni con esta Cámara, no, en Euskadi queremos más autogobierno para vivir mejor, para mejorar el nivel de bienestar de los vascos y vascas. Hoy más de ocho de cada diez vascos y vascas creen que es a nosotros a quienes corresponde definir y decidir nuestro futuro".

José Luis Rodríguez Zapatero: "Defiendo la integridad territorial de España porque es integridad de los derechos de los ciudadanos. Solo así todas y todos disfrutaremos de una libertad integral, de un pluralismo real. Eso es un Estado moderno; ése es el Estado que estamos construyendo. De igual manera, la libertad de Euskadi es la libertad de sus ciudadanos; una libertad para decidir, para decidir juntos, aunque es cierto y doloroso que hay quienes ya nunca podrán decidir. Son muchos vascos que han sido asesinados. Vascos que seguro que compartirían algo que Mario Onaindia, un patriota vasco, afirmó: 'Si me matan no quiero que digan en mi epitafio que moría por la paz, sino que luché por la libertad'. Mi concepción de España es la de la España constitucional, no sólo porque sea garantía de unidad sino, ante todo, porque es garantía de libertad y de convivencia".

Mariano Rajoy: "Los autores del plan que hoy se nos presenta no han sido capaces de lograr un acuerdo amplio en el País Vasco. Nos han traído el presunto proyecto de reforma sin consenso, con el apoyo de sólo el 52% de los parlamentarios, es decir, con una mayoría cogida por los pelos. Esto, en términos de censo electoral, no pasa del 41%. Sin salir de esta sala, entre los diputados que proceden del País Vasco, que viven en el País Vasco, ocho van a votar a favor pero 11, es decir, más, van a votar en contra. Y son todos vascos".

LIBRE ASOCIACIÓN "Una propuesta que no es de todos"

Juan José Ibarretxe. "Esta es una propuesta para convivir, no es una propuesta para romper. En el ejercicio de nuestro derecho democrático a decidir, el Parlamento vasco ha aprobado por mayoría absoluta, como exige por cierto el Estatuto, una propuesta de convivencia entre Euskadi y el Estado español basada en la libre asociación y en el respeto mutuo. Ejercemos, por tanto, nuestro derecho a decidir, no en clave de ruptura, sino en clave de convivencia. En el siglo XXI los proyectos de convivencia están basados en la libre asociación, no están basados en la imposición. Hoy, ni siquiera, tus hijos viven contigo si no comparten tu proyecto. Euskadi no es una parte subordinada del Estado español. El Estado español será un proyecto en común sólo si las partes que lo componemos así lo queremos. Si así lo decidimos".

José Luis Rodríguez Zapatero: "Como demócrata y como presidente de todos, me opongo a una propuesta que no es de todos y para todos. Espero que acepte, señor Ibarretxe, que este no que votamos es un a una realidad nueva, más integradora, en la que quepamos todos. Y, del mismo modo que yo acepto su buena fe, espero que usted acepte la mía. Todos los vascos y el resto de los españoles esperan que se les gobierne para la búsqueda de soluciones, desde la justicia y con esperanza, y así lo vamos a hacer nosotros".

Mariano Rajoy. "Algunos fingen que no se dan cuenta, pero el proyecto que hoy nos presentan constituye una grave deslealtad con el consenso que supo articular ese Estatuto de Gernika que ahora pretenden derogar. Esto es lo que ahora pretende traicionar esta tentativa de ruptura, este programa excluyente, esta maniobra que deja en la calle a la mitad de los vascos".

SOLUCIÓN AL PROBLEMA "Lo que necesita la sociedad vasca es libertad"

Juan José Ibarretxe: "Hoy tenemos una oportunidad histórica para abrir la puerta a la solución del problema vasco. Por eso vengo a ofrecer la mano tendida de la sociedad vasca para negociar un nuevo marco de convivencia con España para el siglo XXI. No desaprovechen esta oportunidad dando un portazo a la propuesta que por mayoría absoluta ha aprobado el Parlamento Vasco. No rechacen el diálogo y la negociación. ¿A qué tememos, a que la sociedad vasca se le pregunte o a la respuesta que puede dar la sociedad vasca cuando se le pregunte? A pesar de los pesares, yo soy optimista, porque pase lo que pase hoy en esta Cámara, se vote lo que se vote en esta Cámara, no será ni el comienzo ni el final de un camino que no tiene vuelta atrás y que terminará en un momento determinado con una consulta democrática a la sociedad vasca, que yo espero, precedida de un acuerdo, sea además con plena validez jurídica.

Planteamos instrumentos jurídicos y políticos modernos, no del siglo XIX sino del siglo XXI, para interpretar y desarrollar el derecho a decidir y la obligación de pactar, tal y como hoy están planteando en sociedades avanzadas como Canadá, Quebec, Irlanda, Flandes, Valonia, etcétera. El futuro nos pertenece y lo escribiremos nosotros, pactando con los demás, pero lo escribiremos nosotros de nuestro propio puño y letra".

José Luis Rodríguez Zapatero. "La votación en democracia cierra el debate, pero no lo resuelve. El debate, cuando se trata de una norma fundamental para la convivencia, sólo lo resuelve el acuerdo. Hoy es deseable que abramos el tiempo de un acuerdo histórico y definitivo. Para mí, el resultado de la votación no será una victoria y, por tanto, nadie debe entender el mismo como una derrota. Este 1 de febrero no es el final de un plan sino el día en que asistimos a un nuevo comienzo, a un nuevo proyecto para Euskadi y para el conjunto de España, un proyecto que ha de tener el respaldo de todos y la mirada puesta en el futuro, que ha de establecer la prioridad en aquellos que no pueden vivir como seres libres, en el afán de compartir las identidades y respetar las aspiraciones nacionales dentro de un gran proyecto de convivencia, de un gran proyecto que representa una España orgullosa de su pluralidad".

Mariano Rajoy. "Rechazar este plan no significa propiciar el caos sino fortalecer la legalidad. Porque el País Vasco cuenta con una norma muy sólida, el Estatuto de Gernika, que, aunque parece que algunos lo olvidan, continúa vigente. No existe hoy mejor Estatuto para el País Vasco que el de Gernika. No entiendo de dónde proceden tantos afanes, más o menos arcangélicos, por reformarlo. Lo que necesita urgentemente la sociedad vasca no son reformas estatutarias sino libertad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 2005