Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Butragueño: "Florentino Pérez es un ser superior"

Emilio Butragueño, vicepresidente del Real Madrid, considera al presidente del club, Florentino Pérez, como "un ser superior". "Tiene una visión y una capacidad de trabajo impresionantes. Como toda persona que triunfa, es persistente en sus convicciones y es un líder, pero también sabe escuchar", dijo de él durante el foro organizado por la Fundación Pedro Ferrándiz-As. También dejó claro que el futuro del club pasa por "el desarrollo de los contenidos" y "el desarrollo internacional" y recordó que Santiago Bernabéu fue un visionario al apostar por el estadio que lleva su nombre.

Butragueño insistió en que la página web del Madrid podrá leerse en 14 idiomas y que su canal de televisión será mundial. El porvenir, en su opinión, se convierte en un esquema que comienza con la necesidad de ganar dinero, ahora con un márketing global, "para seguir fichando a los mejores jugadores y lograr el prestigio de los títulos". En este sentido, reconoció que el fichaje del brasileño Robinho, del Santos, se paró "por el secuestro de su madre", "pero que ya estaba muy adelantado". En cambio, negó todo sobre el también brasileño Adriano, del Inter: "No se ha hecho nada".

"El asunto de la cantera es más complicado que en mi época porque antes sólo había dos extranjeros y, además, ahora se tiene mucha menos paciencia [con sus representantes]. Por poner un ejemplo, Fernando Torres [del Atlético], que a mí me encanta, quizá no habría llegado a los 100 partidos en el Madrid porque tendría delante a Raúl y Ronaldo", dijo Butragueño en otro momento a propósito de la políticia presidencial de los zidanes y los pavones.

Solari y silencios elocuentes

La llamada clase media también es precisa, comentó Butragueño. Ahora mismo la encarna Solari, cuya renovación sigue en el aire. "Es ese tipo de jugador que encaja en el Madrid. Tiene todas las cualidades necesarias. Entiendo el cariño de la gente [hacia él] porque es merecido. Además, es buena persona. Pero es el club el que debe elegir el cómo y el cuándo del tema. Comprendo la presión social y tomaremos una decisión en breve. Pero hay que hablar con él y ver lo que sucede", advirtió.

El propio Solari, autor de un espléndido gol el domingo frente al Mallorca, se refirió tras el entrenamiento de ayer, a preguntas de los periodistas, a su caso. "No me puedo plantear qué es lo que va a llegar o no. Me tengo que atener a la realidad y la realidad es que quedan cuatro meses para que finalice mi contrato y, a día de hoy, sólo ha habido silencio. Y el silencio muchas veces se puede interpretar mejor incluso que las palabras", dijo el argentino, que aludió a que a otros compañeros se les han renovado sus compromisos con mucha antelación.

"El club tiene su filosofía y sus intereses y es normal que vele por ellos. Y yo también debo velar por los míos. Pero, más allá de eso, hay que salir a entrenarse a muerte cada día, agarrar al Barça y salir campeones", concluyó el comodín, que, entre otros equipos, está en la agenda del Manchester United.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de enero de 2005