Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Márquez afirma que el Barça acusó el trabajo físico de Peralada

La derrota del Barcelona en Vila-real (3-0), el pasado domingo, continua siendo analizada por los componentes de la plantilla azulgrana. Márquez afirmó ayer que, en el partido de El Madrigal, el equipo acusó el intenso trabajo que desarrolló durante la concentración que llevó a cabo del 3 al 7 de enero en Peralada (Girona), con dos sesiones de entrenamiento diarias. "No se tuvo la chispa ni la fuerza necesaria, ni se pudo ejercer la presión de siempre", apuntó el futbolista mexicano. "Creo que sí nos pasó factura porque estuvimos diez días inactivos durante las vacaciones de Navidad y empezamos a trabajar muy fuerte". Márquez, no obstante, aseguró que la carga física de Peralada les será "muy útil para el resto de la temporada".

El pasado lunes, durante una reunión en la que la plantilla azulgrana analizó la derrota ante el Villarreal, algunos jugadores entre los que estaban Ronaldinho, Deco y Xavi, transmitieron al entrenador, Frank Rijkaard, y al preparador físico, Albert Roca, que no se encontraron físicamente al 100% durante el partido en cuestión.

Ronaldinho, con gripe

El año está siendo problemático para el Barcelona. Al cúmulo de lesiones, a la derrota en Vila-real y a las lentas negociaciones del club para reforzar el equipo con un delantero centro y un mediocentro defensivo, se sumó ayer otro contratiempo, la baja de Ronaldinho. La estrella del Barça no pudo entrenarse a causa de un "dolor lumbar de origen muscular", según el breve parte médico que facilitó el club. El brasileño siguió un tratamiento de fisioterapia y de hidroterapia. Aunque Rijkaard confía en recuperar al jugador brasileño para el partido del próximo domingo ante la Real Sociedad, en el que no participará Deco por sanción, todo dependerá de su evolución durante los próximos días.

Fuentes médicas descartaron, sin embargo, que Ronaldinho sufra una lumbalgia, hecho que le impediría con toda seguridad estar a punto ante la Real Sociedad, y explicaron que podría sufrir un simple proceso gripal. "El regreso de Ronaldinho a los entrenamientos junto al resto de la plantilla dependerá de su evolución diaria", sostuvieron.

El rendimiento de Ronaldinho, en su segunda temporada en el Barça, no es el mismo de la pasada y ello se debe en buena parte a los contratiempos físicos que ha sufrido. En el inicio del curso Ronaldinho sufrió un esguince en el ligamento lateral del tobillo derecho. Se perdió los dos primeros partidos oficiales y actuó mermado de condiciones en los siguientes. El 4 de diciembre sufrió otra lesión de tobillo ante el Málaga, aunque ésta no revistió mayor importancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de enero de 2005