El balance del choque de trenes en Italia asciende a 17 fallecidos

Las tareas de rescate tras el choque de trenes registrado el pasado viernes en una vía única cerca de Bolonia, al noreste de Italia, terminaron ayer con una cifra definitiva de 17 muertos. Además de los fallecidos, otras 60 personas resultaron heridas de diversa consideración y 6 de ellas permanecen ingresadas en los hospitales. El debate se centra ahora en la seguridad de las líneas ferroviarias italianas, que todavía cuentan con más de 6.000 kilómetros de trazado que transcurre por vía única, mientras prosigue la investigación para determinar las causas del suceso. El fiscal encargado del caso, Enrico Cieri, insistió ayer en que aún no se puede hablar de error humano y que antes hay que verificar todos los indicios y pruebas recabadas.

La tesis principal es que el interregional Verona-Bolonia, con un centenar de pasajeros a bordo, se saltó un semáforo rojo y entró en la vía única, a más de 100 kilómetros por hora, cuando circulaba por ella un tren de mercancías, procedente de Roma, contra el que chocó. En el momento de la colisión había en la zona una densa niebla, que aún no se sabe si pudo impedir la visión del semáforo al maquinista del interregional. En el choque, el mercancías levantó el convoy motriz del tren de pasajeros, que quedó cabalgado sobre su techo, y se empotró contra el segundo vagón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 09 de enero de 2005.

Lo más visto en...

Top 50