El Depor somete a sus accionistas una rebaja del 5% en su presupuesto

Los representantes de los 25.000 accionistas del Deportivo están llamados hoy a la asamblea general que debe aprobar las cuentas para el próximo año, marcadas por el signo de la austeridad. En medio de una delicada situación deportiva y económica, el presidente del club, Augusto César Lendoiro, presentará un presupuesto de 82 millones de euros, cuatro menos que en el ejercicio a punto de concluir. El Depor está inmerso en una operación para ampliar su capital que, a tres semanas para que se cierre su primer plazo, sólo ha recaudado tres de los 60 millones ofertados.

Aunque esté fijada para hoy, lo previsible, en todo caso, es que la asamblea no se pueda celebrar hasta mañana. Como ha ocurrido en los últimos años, no parece probable que acudan representantes de al menos un 25% del capital, el límite mínimo que establecen los estatutos para que la junta se reúna en su primera convocatoria. Una vez cumplido ese trámite, sí podría celebrarse mañana con los accionistas presentes.

No se esperan grandes novedades de la asamblea, aunque hay cierta expectación por conocer las explicaciones de Lendoiro sobre la situación económica del club. En las cuentas que presentará a los accionistas, el consejo de administración del Deportivo reconoce una deuda de 162 millones de euros, pero asegura que tiene pendientes de cobro otros 125, además de ocho millones de los que dispone en su tesorería. El club reducirá el presupuesto un 5% y para el próximo año prevé unos ingresos de siete millones por traspasos de jugadores.

Dudosa ampliación de capital

La ampliación de capital, lanzada por Lendoiro para garantizar el futuro de un club que parece haber llegado al límite tras más de un decenio de expansión, ha encontrado, de momento, una respuesta tibia entre los accionistas.

La operación, presentada la pasada primavera, estableció un primer plazo, que finaliza el 18 de enero. Durante ese periodo, los 25.000 accionistas disponían de una opción preferencial para comprar, como máximo, el doble de su número de participaciones actuales. Pero, según datos del club, hasta ahora sólo se han comprometido tres de los 60 millones ofertados. Desde enero se abrirá un nuevo plazo que finalizará en julio y durante el que los accionistas podrán ampliar su participación hasta el 1% del capital. Si tampoco se cubriese entonces la ampliación, desaparecería la opción preferencial para los que ya poseen títulos.

A pesar de las dificultades económicas, Lendoiro mantiene su propósito de preservar el carácter popular del Deportivo con un capital muy repartido. El presidente, sin embargo, ha multiplicado las advertencias ante la eventualidad de que, si no hay una mayor respuesta popular o algún tipo de apoyo institucional o empresarial, la única salvación para el club sería su venta a algún inversor privado. Lendoiro se queja con insistencia de la falta de respaldo del Ayuntamiento de A Coruña, cuyo alcalde, el socialista Francisco Vázquez, está enfrentado a él, militante del Partido Popular.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de diciembre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50