OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Legión de mercenarios

Los eufemismos empleados por el Gobierno estadounidense para encubrir la presencia de mercenarios o soldados de fortuna en Irak ha llegado al extremo de enmascararlos detrás del término de "empresas de seguridad". Así pues, los "agentes de seguridad" del siglo XXI, otrora considerados mercenarios, realizan todos aquellos trabajitos que el ejército no puede o no debe hacer, como custodiar empresas, centrales petroleras, embajadas, personal civil...

Dejando de lado la gloria y pompa que algunos puedan encontrar en el cuerpo de la legión extranjera, lo cierto es que la legión extranjera del siglo XXI está, por lo visto, plagada de ex militares, ex policías y ex guardaespaldas provenientes de diversos países, entre ellos España, los cuales cobran cada mes lo que en sus países de origen tardarían bastantes meses en ganar.

Creo que se debería poner fin al desatino que se produce cuando miles de guardaespaldas de alquiler son enviados a una zona en guerra, ya que si las tropas militares allí destinadas están regidas bajo un estricto código militar, estos rambos no creo que encuentren ninguna limitación a sus desmanes y todos sus actos y acciones quedan impunes. Lo cierto es que los cerca de 10.000 mercenarios que, por lo visto, hay en Irak conforman por sí mismos un ejército extranjero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de diciembre de 2004.