MÚSICA EN 7 D

Flamenco y ritmos africanos protagonizan las actuaciones de los últimos días del año

Se va el cuarto año del nuevo milenio a los sones del buen flamenco y los ritmos más discretos de África. En ese eje imaginario entre el sur de Europa y el continente negro se diluye también la propuesta de Manolo García, que afronta ya el final de su intensa Navidad en Madrid. La música enlatada de las macrodiscotecas se hará reina en la madrugada del nuevo año, pero esa misma noche se podrá disfrutar del directo de El Combo Linga, o de Seguridad Social, que comparte escenario, entre otros artistas, con Merche o Despistados.

- Africa en Madrid. La Casa Encendida ha decidido despedir el año y recibir el nuevo al compás de los ritmos que vienen de África. Y no sólo de la subsahariana y negra, protagonista en esta primera tanda del ciclo, sino que muestra un amplio espectro de todas las gamas del vasto continente, si bien ninguna de ellas de la mano de sus máximos exponentes. El cartel, sin embargo, es meritorio, y arranca muy vistoso y colorista hoy mismo con el senegalés Sidy Samb, el cantante y percusionista de la ciudad sagrada de Touba. Allí fundó la década pasada Afrikadrum, la agrupación que le acompañará esta noche para entregarse a una muestra de danza, bailes y ritmos tradicionales de su país. Mañana le suple Papa Ikot, el baterista de origen ecuatoguineano que lleva años afincado en Madrid. Madagascar estará representado el miércoles con Kilema, la banda del cantante y multiinstrumentista Clément Randrianantroando Kilema, afincado en Córdoba desde hace varios años. Junto a otras bandas malgaches como Justin Vali Trío o Njava, Kilema sí es un exponente claro y preciso de la música de su país. El ciclo se reanuda el lunes que viene, ya en el nuevo año, más centrado en la música árabe con Driss El Maloumi, Dhafer Youssef y Nour Eddine.

- Duende y misterio. En Vallecas se elige el flamenco para despedir el año y un riguroso ciclo con tres noches temáticas acoge un plantel de lujo. La primera velada está dedicada al propio barrio, con la actuación estelar del cantaor vallecano Merenguito, y del tocaor, también vallecano, El Mami. Mañana, bajo el epígrafe A clavo y canela, será el cantaor español con más años en activo, Chano Lobato, el que mostrará todo su arte y sabiduría gaditana. La joven cantaora Rosario Toledo y la guitarra del granadino Paco Cortés completarán la noche. El miércoles, bajo el título De la Puebla a Triana, se cierra el ciclo con José Menese, el maestro de lo puro y lo jondo, y el tocaor Rafael Riqueni.

Pero hay más flamenco estas últimas noches del año en Madrid, y hoy mismo la familia Habichuela celebra una muy flamenca Navidad en el club Revólver. Encabezada por el guitarrista José Luis Carmona, más conocido como Pepe Habichuela, y en compañía de su hijo Josemi, que se dio a conocer con el trío Ketama, esta conocida dinastía flamenca estará también el jueves en otro club, Galileo Galilei, donde no es habitual que suene el flamenco.

Respetando algo de su espíritu, pero atreviéndose a mirarlo con otras perspectivas, el flamenco puede entenderse también desde las propuestas del Elbicho o La Niña del Cabo, otras de las actuaciones que animan la recta final de 2004.

- 'Punkarras' y rockeros. Quique Babas y Quique Turrón, dos peculiares personajes de la noche de Madrid que alternan sus facetas de músicos con las de periodistas, escritores, agitadores o tertulianos, vuelven a juntar su grupo punk, King Putreak, para darse otra noche de guitarras veloces y mucha saliva. Y es que el rock no desaparece nunca del todo, y menos en estas fechas, en las que es necesario asirse a él para no sucumbir al imperio del villancico. Grupos como Indras, Circodelia, Drexidrine Spoonfull, Starless, Área 52, Sonotones, Sinestereo o El Combo Linga lo sirven con sus dispares maneras de verlo. Hay una noche de recuerdo a Ramones, con DDT como estrellas; y un macroconcierto, la misma Nochevieja, que junta sin mucho rigor en La Cubierta de Leganés, será por creer que ese día vale todo, a Merche con Despistados o Seguridad Social.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La visita de lujo corre a cargo de Ken Stringfellow, que vendrá acompañado por Scott McCaughy. Ambos son de Seattle, donde formaron parte, respectivamente, de The Posies y de Young Flesh Fellow, y volverán a estar dentro de unos días en Madrid como músicos de acompañamiento de REM. La actuación conjunta del jueves en Moby Dick, que introduce el concepto "último concierto del año", que la sala piensa repetir en años próximos, se hace a beneficio de la ONG Intermón Oxfam.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS