_
_
_
_

Una constructora malagueña acusa de arbitrariedad al Consistorio

La unión temporal de empresas formada por las constructoras Argüelles 10 y Aral han denunciado "falta de objetividad y arbitrariedad" del Ayuntamiento de Málaga en la adjudicación de las obras de urbanización del estadio de atletismo, otorgadas a la empresa Conacon.

Argüelles 10 y Aral compitieron en el concurso con otras 25 constructoras, y presentaron la oferta económica más barata, 2.479.486 euros, y la de menor tiempo de ejecución. En principio, la mesa de contratación consideró la propuesta como baja temeraria, igual que la ganadora, que presupuestó 2.512.126, pero ambas justificaron sus costes y fueron finalmente aceptadas.

Pese a reunir la máxima puntuación en dos de los aspectos que Argüelles 10 y Aral consideran son siempre los más valorados en cualquier concurso público, fueron muy mal puntuadas en los apartados de calidad y valor técnico de las propuestas.

En el escrito de alegaciones que han presentado, estas dos empresas sostienen que el informe de la administración "es vago e impreciso, carente de datos objetivos que fundamenten el baremo aplicado a los distintos licitadores. El informe a nuestro entender causa una gran indefensión, por su falta de objetividad y arbitrariedad, ya que se tienen en cuenta razones que no aparecen en el pliego de condiciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_