Reportaje:EL ESPAÑOL EN EL REINO UNIDO

El idioma de moda en las escuelas británicas

La demanda del español aumenta entre los alumnos de secundaria frente al francés y el alemán

El español es el único idioma extranjero que crece en la educación escolar y de formación de adultos del Reino Unido. En un par de años tomará la delantera al alemán en los estudios de secundaria y bachillerato, impulsado por la propia demanda de los estudiantes. En ambos ciclos, su potencial expansivo sufre las consecuencias de un sistema educativo volcado por tradición en el francés. En primaria, en cambio, puede verse favorecido por el nuevo plan de reforma del Gobierno laborista británico.

El idioma de Cervantes se ha puesto de moda entre los escolares británicos. Crece año tras año frente a una fuerte caída del francés y del alemán tal y como se contabiliza en los exámenes oficiales a los que se presentan los alumnos al finalizar la secundaria obligatoria y el bachillerato. Francés y alemán dominan, por tradición, en la enseñanza pública, pero las estadísticas son muy claras respecto a su progresivo retroceso. El idioma más extendido, el francés, con 347.000 estudiantes matriculados para el certificado de secundaria en el curso 2000-2001, ha perdido 29.000 tres años después. En términos relativos, supone un descenso desde el 6,2% al 5,4% respecto al total de alumnos de secundaria.

Un plan nacional incluye ayudas para reconvertir a los profesores de idiomas
El francés, con 347.000 alumnos en secundaria en 2001, ha perdido 29.000 en tres años

Más información

En el mismo periodo, las matrículas de alemán cayeron de 135.000 a 122.000, equivalente a un retroceso de tres puntos. El español, en cambio, vio aumentar el número de estudiantes en 10.000, hasta alcanzar los 64.000 en 2004, equivalente al 1,1% de la población escolar de secundaria. La tendencia se repite, e incluso se acelera, en los exámenes de bachillerato, tras la secundaria. En este ciclo de enseñanza no obligatoria, el español ya está a la par del alemán, con 0,8% del total de alumnos el curso pasado, y recortando la distancia con el francés (2,0%).

"El español parte de una base baja pero está creciendo constantemente. Su popularidad se debe tanto a la accesibilidad como al hecho de que España está de moda. La imagen de España ha mejorado a todos los niveles, mientras que la de Alemania se ha deteriorado", señala Linda Parker, directora de la Association of Language Learning.

Michael Lewis, responsable del colegio estatal King Edward VII, de Sheffield, justifica en dicha accesibilidad la decisión de su centro, tomada este curso, de dar prioridad al castellano frente a otras lenguas modernas: "España es el país más visitado por nuestros escolares. Florida, el segundo destino de sus vacaciones. En la última década hay un perceptible y constante viraje hacia el español entre los estudiantes. El universo hispanoparlante es muy importante. La lógica nos llevó a priorizar el castellano frente a las razones históricas que sustentan la enseñanza del francés", explicó en un seminario organizado en la Embajada española de Londres por la consejería del Ministerio de Educación.

"Las nuevas generaciones buscan recompensas inmediatas y aprecian la utilidad a corto plazo del español. Además, por primera vez, los niños ingleses tienen referentes culturales hispanos, desde Enrique Iglesias a Penélope Cruz, Shakira o la llamada armada española de futbolistas que juegan con clubes ingleses en las últimas temporadas. También hay una percepción de que el castellano es un idioma sencillo", añade Juan Antonio del Tejo, consejero delegado del Ministerio de Educación en Londres.

La popularidad ayuda al español a defenderse en una fase de drástica reforma educativa. El Gobierno británico ha formulado la llamada Estrategia Nacional de Lenguas, un plan con un horizonte de diez años, basado en la motivación y la oportunidad. Desde el pasado curso la enseñanza de una lengua extranjera sólo es obligatoria en la primera fase de secundaria, de los 11 a los 14 años. Al mismo tiempo se ha ampliado el currículo del segundo ciclo de la ESO con asignaturas optativas, como cocina o tecnología, que los estudiantes juzgan más fáciles, entretenidas o útiles que los idiomas extranjeros. "El alemán está en declive. Es el más perjudicado por la reforma", admite Parker. "Donde hay elección, gana el español", señala Del Tejo.

En la elección está la clave, y también el freno, a la expansión del castellano en los centros británicos. Se imparte francés en las 3.000 escuelas públicas de Inglaterra y español en un tercio de ellas aproximadamente. Pero se desconoce el número de profesores en lengua extranjera activos, la mayoría formados en los dos idiomas tradicionales, francés y alemán. El plan nacional contempla ayudas para el reciclaje del profesorado desde el alemán al español y promociona la contratación de profesores nativos, pero el presupuesto escolar aún no arroja un balance favorable a la expansión de la plantilla.

Las páginas de Educación de los lunes dejan de publicarse durante las vacaciones de Navidad. Volverán a salir el 10 de enero.

FERNANDO VICENTE

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 19 de diciembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50