EL ESPAÑOL EN EL REINO UNIDO

Idiomas no obligatorios

La enseñanza de un idioma extranjero es extremadamente limitada en las escuelas británicas de primaria. Un sondeo reciente indica que menos del 3% de los centros estatales imparte una lengua moderna durante al menos 20 minutos. No es una materia incluida en el currículo oficial, ni hay profesorado capacitado. La Estrategia Nacional de Lenguas evita la senda de la obligatoriedad, pero abre la oportunidad para que todos los pequeños puedan aprender una lengua foránea. Para 2012, los escolares de primaria tendrán "derecho" a estudiar un idioma de la Unión Europea, y los síntomas apuntan a que el castellano podrá, por primera vez, plantar cara al francés.

Para entonces, todos los centros contarán con un coordinador de lengua extranjera y, a nivel nacional, se creará la figura del Director Nacional de Lenguas. Para remodelar el profesorado se está animando a los nativos de otros países a trabajar como asistentes, a la vez que se amplían los programas de auxiliares de conversación e incentiva la contratación de maestros especializados. Salvador Estébanez, director del Instituto Cervantes en Londres, opina que "la reforma educativa puede ser importante para el avance del español en la primaria. Sería prematuro aventurar el futuro porque ese derecho del alumno a estudiar una lengua, no se ha reglado y puede tomar muchas formas: desde actos simbólicos de intercambio de saludos a sesiones de tres horas semanales", dice. Cree que beneficiará "a corto plazo la pérdida de obligatoriedad de la lengua extranjera en el ciclo de 14 a 16 años, porque la demanda del castellano no se podía atender en el sistema actual. Pero a largo plazo puede bajar el número de alumnos que opta por un idioma moderno", advierte.

Un signo positivo parte del Gobierno de Tony Blair. Se ha elegido el español en el desarrollo de un programa informático digital, que el Ministerio de Educación proyecta lanzar en 2005. Titulado Sonica Spanish, y destinado a maestros de primaria no especializados en la lengua, está integrado por módulos de aprendizaje y hasta 240 actividades interactivas, desde juegos a karaoke y mapas regionales. "Es una apuesta enorme por el español por parte del Gobierno británico", señala José Antonio del Tejo, consejero delegado del Ministerio español de Educación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 19 de diciembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50