_
_
_
_
_

Lavelli estrena su versión de 'La hija del aire'

La actriz Blanca Portillo protagonizará la obra de Calderón en el teatro Español de Madrid

En 2000, Jorge Lavelli debía haber estrenado La hija del aire, un encargo de la Compañía Nacional de Teatro Clásico, coincidiendo con el cuarto centenario del nacimiento de su autor, Calderón de la Barca. La política truncó el proyecto, que por fin se verá del 21 de diciembre al 16 de enero en el teatro Español de Madrid. Rafael Pérez Sierra, director de la compañía, presentó su dimisión cuando el INAEM paró el proyecto alegando que se salía de presupuesto, algo que Pérez Sierra niega. "Hoy se cumple un sueño. Fue una experiencia muy dolorosa", recordó ayer su protagonista, Blanca Portillo, en la presentación de la obra, que antes se ha visto en el teatro San Martín de Buenos Aires.

Calderón dividió La hija del aire en dos partes, que se pueden representar por separado o de un tirón (la segunda se publicó firmada por Antonio Enríquez y Gómez en 1650, y todavía hay quien sostiene su autoría). Jorge Lavelli eligió la segunda. "Condensar la obra y adaptarla era difícil y desvirtuaba la esencia del texto, en beneficio de lo anecdótico", explicó éste.

En la segunda parte, Semíramis ya ha sido coronada reina de Babilonia y el pueblo pide que reine el príncipe heredero, Ninias. Ansiosa de poder, la reina, entonces se hace pasar por su hijo. "Calderón plantea con esta obra interrogantes sobre el exceso de poder más allá de toda época y tiempo; de ahí su resonancia moderna. Hablaba de su época pero partió de una leyenda y así pasó la censura oficial", añadió Lavelli, que comparó la obra con La vida es sueño. "Como Segismundo, Semíramis vive en la primera parte encarcelada por haber vaticinado un desastre para su reino".

Blanca Portillo hace tres papeles: Semíramis, su hijo y aquélla haciéndose pasar por éste. Lavelli lo argumentó: "Así el personaje gana y se simplifica lo esencial. Hay que aprovechar el hecho de que se parezcan tanto madre e hijo". Un reto difícil que Portillo afronta ilusionada: "Es divertido a los 41 años pasar por un niño". Y más tras el largo viaje hasta recalar en el Español. "Mucha gente no quería que nos vieran, pero aquí estamos", sentenció.

Los actores de <i>La hija del aire,</i> de Calderón de la Barca,  ayer en los balcones del teatro Español de Madrid.
Los actores de La hija del aire, de Calderón de la Barca, ayer en los balcones del teatro Español de Madrid.EFE
Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Elisa Silió
Es redactora especializada en educación desde 2013, y en los últimos tiempos se ha centrado en temas universitarios. Antes dedicó su tiempo a la información cultural en Babelia, con foco especial en la literatura infantil.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_