Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil y la Policía Local desalojan a un centenar de inmigrantes acampados en Montoro

Los agentes instaron a los congregados a abandonar el lugar, ya que no es seguro si llueve

A primera hora de la mañana de ayer, agentes de la Guardia Civil y de la Policía Local desalojaron, de nuevo, los campamentos de los inmigrantes rumanos que se han instalado en la orilla del río Guadalquivir a su paso por Montoro (Córdoba). Sobre las ocho de la mañana, los agentes comunicaron a unos 100 inmigrantes que debían abandonar los campamentos en los que se han instalado, según informó la Policía Local. Los inmigrantes, que estaban acampados en las dos márgenes del río, se repartían en tres campamentos de 26, 22 y 17 tiendas cada uno.

Los agentes se limitaron a identificar a los inmigrantes, en su mayoría de origen rumano, y a conminarles a que abandonaran el lugar ya que, según la policía, no es seguro si se producen fuertes lluvias y aumenta el caudal del Guadalquivir. Algunos de los rumanos todavía continuaban en la tarde de ayer acampados en una zona conocida como la Fuente de la Oliva, a las afueras del municipio. Después del desalojo, los agentes limpiaron la zona y quemaron los restos de los campamentos. El levantamiento, según las mismas fuentes, se produjo sin incidentes de consideración.

Ésta es la segunda vez que se desaloja a los inmigrantes que acampan en Montoro a la espera de conseguir trabajo en la campaña de la recogida de la aceituna. En el anterior, llevado a cabo a finales de noviembre, se desalojó a unas 300 personas. Sin embargo, tal y como manifestó en aquella ocasión el alcalde de este municipio de unos 9.500 habitantes, Antonio Sánchez (PSOE), los inmigrantes volvieron a acampar.

La Asociación Pro Derechos Humanos y Córdoba Acoge han denunciado en varias ocasiones que no hay albergues públicos en Córdoba para los temporeros que llegan en invierno para intentar recoger la aceituna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de diciembre de 2004