Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El opositor Basescu gana las elecciones presidenciales rumanas

El alcalde centrista de Bucarest derrota al candidato socialdemócrata Adrián Nastase

El alcalde de Bucarest, Traian Basescu, logró ayer un vuelco electoral en Rumania, al derrotar en la segunda vuelta de las presidenciales al candidato socialdemócrata Adrián Nastase. El margen ha sido estrecho, apenas 300.000 votos, pero el triunfo es ya un hecho. Por eso, el presidente electo se ha puesto manos a la obra. "Mi principal objetivo es la entrada en la UE, un proceso que no puede llevarse a cabo sin que los rumanos conozcan sus costes", dijo.

Los resultados de las presidenciales del domingo, difundidos ayer, arrojaron un resultado que ha desafiado las encuestas: el primer ministro saliente, Adrián Nastase, había logrado la victoria en la primera vuelta, celebrada el 28 de noviembre, y su formación, el Partido Socialdemócrata (PSD), venció por un estrecho margen en las legislativas. La elección de Basescu, que encabezaba la alianza de centro-derecha Justicia y Verdad (DA), deja ahora en el aire la formación de un Gobierno socialdemócrata en un momento en que Rumania necesita, ante todo, estabilidad ya que acaba de terminar sus negociaciones de adhesión con Bruselas y espera entrar en la UE en enero de 2007. Desde la caída de la dictadura de Ceaucescu hace 15 años, salvo en el periodo 1996-2000, Rumania ha estado gobernada por los socialdemócratas bajo el control del presidente saliente, Ion Iliescu.

El presidente de Rumania debe designar al candidato a primer ministro y Basescu ha mostrado su intención de que sea Calin Tariceanu, de DA, pese a su derrota en noviembre. Lograr el apoyo del Parlamento y el Senado no será fácil para Tariceanu pero tampoco para Mircea Geoana, el candidato socialdemócrata. Los pactos con los partidos minoritarios, sobre todo con el que representa a los húngaros de Rumania, están abiertos.

En su primera intervención, después de que Nastase hubiese reconocido su derrota, Basescu ha desvelado la primera prioridad de su política: "Mi principal objetivo es la entrada en la UE, un proceso que no puede llevarse a cabo sin que los rumanos conozcan sus costes". "Voy a proteger las instituciones del Estado de cualquier tipo de influencia política, aquí no se cambia únicamente de partido, se cambia de forma de actuar", anunciaba Basescu en referencia a una Administración que considera caduca e ineficaz, para luego advertir: "La lucha contra la corrupción será el primer objetivo de mi Gobierno, todo el aparato del Estado tendrá prioridad cero en la lucha contra la corrupción".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de diciembre de 2004