Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno autorizará a Barberá créditos extra para la regata de 2007

La deuda que rebase el límite legal tendrá que ser para obras concretas

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, reiteró ayer en Valencia el respaldo inequívoco del Ejecutivo central a la celebración de la Copa del América 2007. En este contexto, durante su visita al Puerto de Valencia, Fernández de la Vega explicó que el Gobierno permitirá a la alcaldesa del PP, Rita Barberá, superar el límite legal de endeudamiento municipal para invertir en obras de embellecimiento de la ciudad relacionadas con el evento deportivo. Sin embargo, la vicepresidenta advirtió que los nuevos créditos tendrán que ser finalistas, es decir, para proyectos concretos y que se tendrán que concretar con la Administración central.

Fernández de la Vega reiteró ayer en Valencia que el Ministerio de Economía permitirá que el Ayuntamiento de Valencia se endeude "más allá del máximo legal permitido" para que "pueda participar en la parte que le corresponde, en función de sus competencias, en la realización de los compromisos que afectan a la Copa del América" sin que tenga que detraer dinero de otros compromisos adquiridos. La autorización permitirá al Ayuntamiento de Valencia superar los límites de endeudamiento fijados por ley y en los criterios del Tribunal de Cuentas para las Administraciones locales.

"Se trata de un endeudamiento finalista", explicó la vicepresidenta del Gobierno, a falta de determinar los puntos de embellecimiento de la ciudad. Una concreción que deberá tener lugar en el seno del Consorcio en el que están representadas la Administración central, la autonómica y la local, cuya reunión está pendiente de fijar todavía. La reunión, que todavía no tiene fecha, necesita que el equipo de gobierno municipal del PP aclare en qué nivel de endeudamiento cerrará el ejercicio de 2004 y cuáles considera que son las obras complementarias realmente necesarias para la celebración de la famosa regata.

La vicepresidenta del Gobierno -que recorrió el puerto acompañada por Rita Barberá, el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Antoni Bernabé; el consejero de Economía, Gerardo Camps; y al presidente de la autoridad portuaria, Rafael Aznar- insistió en que el apoyo del Ejecutivo de Rodríguez Zapatero al evento deportivo es firme e inequívoco, con más de 1.000 millones de euros comprometidos en la financiación de las infraestructuras necesarias.

"Si ya lo hicimos muy bien en las Olimpiadas de Barcelona y en la Expo de Sevilla de 1992, en el año 2007 vamos a hacerlo todavía mejor", prosiguió Fernández de la Vega, "España es un país absolutamente capaz y especialista en organizar acontecimientos de esta naturaleza". Mirando a Barberá, la vicepresidenta del Gobierno señaló: "Aquí no hay más que el interés de los ciudadanos que somos los que en definitiva vamos a acoger el acontecimiento y vamos a ofrecer al mundo esta capital del Mediterráneo que va a estar a la altura de los tiempos". La número dos del Gobierno central insistió en que las obras estarán a tiempo y que, además de las obras necesarias para la competición náutica, el resto de compromisos como la mejora del aeropuerto de Manises ya están en marcha. "Todo es urgente, porque el tiempo pasa y los acontecimientos están próximos, pero pueden tener la tranquilidad de que las obras van a llegar a tiempo", recalcó la vicepresidenta.

Por su parte, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, se mostró satisfecha y agradecida a María Teresa Fernández de la Vega. "Ha sido la mejor respuesta que podía tener a mis solicitudes constantes", dijo la alcaldesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de diciembre de 2004