El equipo de la Copa Davis ofrece a la capital su triunfo como apoyo a Madrid 2012

Los tenistas fueron ovacionados en el Ayuntamiento y en la Real Casa de Correos

Los jugadores españoles de tenis que el pasado fin de semana consiguieron la Copa Davis en Sevilla hicieron ayer entrega del trofeo, la mítica ensaladera de plata, a la ciudad de Madrid, donde permanecerá todo el año. Con este gesto dan su apoyo a la candidatura olímpica de Madrid 2012. Por la mañana, Moyà, Ferrero, Nadal y Robredo fueron recibidos por la corporación, encabezada por el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón. Por la tarde, la cita fue en la Puerta del Sol, donde miles de aficionados festejaron el éxito deportivo junto a los tenistas y la presidenta regional, Esperanza Aguirre.

Los "malentendidos" por la elección de Sevilla como sede de la final del torneo de Copa Davis de tenis en detrimento de Madrid, otra de las ciudadades candidatas a albergar el evento, quedaron ayer disipados por completo. Todo el equipo español, Carles Moyà, Juan Carlos Ferrero, Rafael Nadal y Tommy Robredo, además de los técnicos Jordi Arrese, Juan Bautista Avendaño y Josep Perlas, fue ovacionado ayer en Madrid. Por la mañana, en el Ayuntamiento, y por la tarde, en la Real Casa de Correos. El motivo de su visita: entregar el trofeo, la mítica ensaladera de plata, a la ciudad como muestra de su apoyo al proyecto olímpico.

Más de 2.000 aficionados aclamaron la llegada de los héroes de la raqueta a la plaza de la Villa, donde se iba a celebrar el primer acto oficial desde la consecución del título ante Estados Unidos, el pasado domingo en Sevilla. El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, y el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, aguardaron al combinado español a las puertas del Consistorio, donde quedará instalada la ensaladera durante todo 2005 bajo el lema: "La Copa Davis, puerta de Madrid 2012".

La misma estampa se repitió a media tarde, pero en la sede del Gobierno regional. Una Puerta del Sol colapsada vitoreaba a los jugadores que han conseguido la segunda Copa Davis del tenis español. Hasta la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, botó desde el balcón junto a los jugadores, ante los miles de aficionados que festejaban el triunfo del conjunto español.

"Lo prometido es deuda. Aquí la tenéis", afirmó Agustín Pujol, presidente de la Real Federación Española de Tenis, en el Patio de Cristales del Ayuntamiento. "El tenis español siempre estuvo con Madrid y con su proyecto olímpico. Espero que en 2012 vivamos unos Juegos inolvidables aquí", prosiguió Pujol, quien además pidió "disculpas" "a los que no entendieron la elección de Sevilla como sede de la final", queriendo dejar zanjada la polémica elección de la capital hispalense, cuando Madrid pretendía que esa final sirviera para promocionar la candidatura olímpica.

Gesto de "generosidad"

El alcalde, que supo de la decisión de la Federación Española de ofrecer la Davis a la ciudad como apoyo al proyecto de 2012 el mismo domingo, agradeció la "generosidad" y "solidaridad" del conjunto español por haber tenido la idea de "depositar la Copa en Madrid durante un año". "Madrid os va a devolver este gesto con creces, apoyando el deporte", aseguró Ruiz-Gallardón.

Igual gratitud expresó la presidenta Esperanza Aguirre al equipo español en la Real Casa de Correos, donde los tenistas firmaron en el libro de visitas: "Ofrecer este gran triunfo y dejar este maravilloso trofeo todo el año 2005 es el mejor apoyo que podéis dar a Madrid para conseguir los Juegos Olímpicos de 2012", dijo la presidenta.

Los que fueron calificados como "el mejor equipo del mundo sobre tierra" por el secretario de Estado para el Deporte hicieron los honores y saludaron a los seguidores desde los balcones del Ayuntamiento y de la Real Casa de Correos. En ambos enclaves recibieron baños de multitudes y el reconocimiento de los miles de madrileños aficionados al deporte.

"La ensaladera está aquí en apoyo a los Juegos Olímpicos. El equipo estaba con vosotros antes y lo está ahora", dijo uno de los capitanes del G-3, Jordi Arrese, con el trofeo en ristre, a la multitud apostada en la plaza de la Villa. El ganador del punto decisivo de la eliminatoria, Carles Moyà, se mostró sorprendido con el calor mostrado por el público madrileño. "Es algo increíble. No esperábamos tanta gente, ha sido como un sueño", afirmó Moyà, muy satisfecho con que la ensaladera sirva de respaldo a la candidatura olímpica.

"Hacemos todo lo posible, ponemos nuestro granito de arena para apoyar la candidatura de 2012", dijo un exultante Nadal, el integrante más joven del equipo. La misma idea detacó Ferrero, quien dijo que el triunfo "es para Madrid" ante los aficionados. "Sería muy ilusionante poder participar en unos juegos aquí, y conseguir una medalla, ya al final de la carrera de mucho de nosotros", explicó un ilusionado Robredo.

Las portavoces de PSOE e IU, Trinidad Jiménez e Inés Sabanés, muy satisfechas con el "gesto" de los tenistas, anunciaron, en tal sentido, que la semana próxima darán una rueda de prensa para analizar la gestión de la oficina olímpica y expresar su malestar al PP sobre la ausencia de la oposición municipal en los actos celebrados en Roma y Dubrovnik, en los que se trataron asuntos de Madrid 2012.

Sabanés, quien dejó claro que su actitud no es una crítica, sino todo lo contrario, señaló que "hay que contribuir al consenso y trasladar a la ciudadanía que el proyecto es interesante para todos, y que todos tienen que estar vinculados".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS