Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tres grandes vueltas se integran en el UCI ProTour

El cisma que amenazaba con dañar el futuro del ciclismo mundial quedó ayer medianamente reparado cuando los organizadores de las tres grandes vueltas -Giro, Tour y Vuelta- aceptaron finalmente la integración de las 11 carreras organizadas por ellos en el UCI ProTour, la nueva estructuración por la que los 19 mejores equipos del mundo tendrán el derecho y la obligación de participar en las 27 mejores carreras.

Se pone así fin momentáneo a varios meses de pulso entre unos organizadores que, a la sombre del Tour, la gran locomotora del ciclismo, se hicieron fuertes frente a un proyecto diseñado e impuesto por Hein Verbruggen, presidente de la Unión Ciclista Internacional (UCI), que les obligaba a ceder parte de sus prerrogativas y que ha despertado recelos en todos los segmentos del ciclismo.

A cambio de su integración, los organizadores -ASO, por parte del Tour, RCS por el Giro y Unipublic por la Vuelta- han logrado la instauración de una comisión de trabajo formada por cuatro representantes del Consejo de Ciclismo Profesional (CCP) de la UCI, cuatro de la asociación de equipos y cuatro de la asociación de organizadores que, en la práctica, asumirá las competencias de las que hasta el momento disfrutaba el CCP de la UCI en el que estaba integrado el español Manolo Saiz, uno de los inspiradores del UCI ProTour.

Este grupo de trabajo tendrá un año de plazo para ultimar el reglamento fino del ProTour, así como para decidir definitivamente sobre los puntos que separaban a los organizadores de la UCI: la necesidad de un código de conducta; la exigencia de una liga no cerrada, con ascensos y descensos; la propiedad intelectual de las carreras, ya que la etiqueta ProTour está registrada a nombre de la UCI, así como la sustitución del CCP por un organismo más representativo y paritario. Este grupo de trabajo ya ha recibido la crítica de Manolo Saiz, presidente de la asociación de equipos y director del Liberty, que lo considera poco operativo al contar con 12 personas.

El ProTour, que integra las grandes clásicas y las mejores pruebas por etapas, generará un ranking individual y otro por equipos. El líder deberá llevar un maillot distintivo. Los equipos, a cambio de gozar de la seguridad de participar en el Tour, se han visto obligados a grandes desembolsos para ampliar sus plantillas a un mínimo de 25 corredores, indispensables para participar en las 27 pruebas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de diciembre de 2004