Sacyr comunica la intención de entrar en el capital y en el consejo del BBVA

La constructora quiere comprar el 3,8% del capital junto a Juan Abelló y Demetrio Carceller

El grupo Sacyr-Vallehermoso (SyV) ha comunicado al Banco de España y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) la intención de adquirir "una participación significativa" del BBVA. La firma constructora, que realizará una ampliación de capital de 1.100 millones de euros para comprar un paquete de acciones que ronda el 3,8% del capital del banco, quiere estar presente en el consejo de administración de la entidad financiera. Además de SyV, en la operación participan directamente los inversores Juan Abelló y Demetrio Carceller, a su vez accionistas de SyV.

Más información

Sacyr envió la información al Banco de España el viernes y ayer por la mañana lo hizo a la CNMV con un escueto comunicado. También en la mañana de ayer, el presidente de la compañía constructora, Luis del Rivero, se reunió con los máximos responsables del Banco de España, que, como es preceptivo según la Ley de Disciplina Bancaria, debe aprobar la operación.

La normativa sostiene, en ambos casos, que se considera "participación significativa" toda aquélla que rebase el 5% del capital de una sociedad o bien la que, sin superar ese porcentaje, "permita ejercer una influencia notable en la entidad". La participación que pretende SyV ronda el 3,8%, según fuentes cercanas a la operación; pero se considera que la influencia que puede ejercer con ella en BBVA es significativa porque entre todo el consejo suman un 1%. Una vez notificada, el Banco de España dispone de un plazo máximo de tres meses para aprobar u oponerse a la "adquisición pretendida". Asimismo, la Ley dice que "toda persona, física o jurídica, que pretende adquirir, directa o indirectamente, una participación significativa en una entidad de crédito deberá informar previamente de ello al Banco de España, indicando la cuantía de dicha participación, los términos y condiciones de la adquisición y el plazo máximo que se pretenda realizar la operación".

Del Rivero también comunicó a la máxima autoridad monetaria que el objetivo del grupo inversor es "construir un núcleo de accionistas españoles" en el segundo banco nacional. A ese grupo podrían sumarse accionistas vascos ligados a la entidad desde su fundación. Con ese apoyo, el grupo podría llegar al 7% del capital del BBVA. La intención reconocida es hacer valer esa participación para tener representación en el consejo. Aunque no ha trascendido cuál es el número de consejeros pretendidos, ateniéndose a que Telefónica cuenta con un consejero con una participación de alrededor del 1%, podrían alcanzar hasta siete. El resto de consejeros (14) apenas llega al 0,02% del capital del banco, cuyos estatutos admiten un máximo de 16 consejeros.

Si el Banco de España agota los tres meses permitidos para dar su autorización, la decisión se podría juntar con la celebración de la junta general de accionistas (suele ser a finales de febrero). En cualquier caso, una resolución a favor -y no parece que haya ninguna circunstancia que lo impida- conllevaría la convocatoria de un consejo extraordinario y, según las fuentes consultadas, el posible planteamiento de cambio de presidente.

Del 3,8% (cuyo valor en el mercado es de unos 1.600 millones) pretendido, SyV se quedaría con alrededor del 3,2%. Para adquirirlo, el grupo constructor realizaría una ampliación de capital de 1.100 millones de euros, de los que 700 están asegurados por los consejeros. El resto del capital corresponde a Juan Abelló y Demetrio Carceller, que, a su vez, son accionistas importantes y consejeros de SyV. En el caso de Abelló, la operación le supondría una incompatibilidad manifiesta con su presencia en el Banco Santander, del que es consejero. Sacyr cayó ayer en bolsa un 5% y el BBVA el 1,11%.

Las intenciones de este grupo de inversores han sido puntualmente comunicadas al Gobierno y también al propio banco. Según han confirmado fuentes de la entidad, Del Rivero se lo transmitió personalmente al vicepresidente, José Ignacio Goirigolzarri. No obstante, el portavoz oficial del banco manifestó ayer a este periódico "no tener constancia fehaciente de que haya ningún particular ni ninguna sociedad con una participación televante en la entidad". También hizo referencias a posibles actuaciones externas: "Sería impensable que el Gobierno esté detrás de la operación". A este respecto, las fuentes consultadas cercanas a los pretendientes aseguran que la operación "es empresarial y de los accionistas, no estamos en política".

Mientras tanto, Francisco González mantuvo ayer el viaje previsto a Venezuela, donde tiene previsto inaugurar hoy la exposición itinerante de la colección de pintura del banco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 29 de noviembre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50