María Isabel gana en Noruega la segunda edición del Festival de Eurovisión Junior

La joven representante de RTVE obtuvo votos de los 17 países participantes

María Isabel, compositora e intérprete de la canción Antes muerta que sencilla, se alzó anoche con el primer puesto en el Festival de Eurovisión Junior celebrado en Lillehammer (Noruega). La cantante de Ayamonte, de nueve años, obtuvo 171 puntos, muy por encima de los 140 obtenidos por el Reino Unido y los 126 de Croacia. María Isabel supera así el segundo puesto conseguido por Sergio en la primera edición de este festival.

Mientras media España seguía las evoluciones del duelo futbolístico que disputaban el Barcelona y el Real Madrid, la otra media veía cómo María Isabel, la representante de RTVE en el Festival de Eurovisión Junior, se proclamaba ganadora de la segunda edición de este certamen, celebrado en el Haakons Hall de Lillehammer, con la canción Antes muerta que sencilla.

María Isabel nació en Ayamonte (Huelva), tiene 9 años y su afición por la música le viene desde muy pequeña. La joven cantante recorrió un largo camino para llegar a ser la ganadora de la segunda edición de Eurojunior, espacio que emite TVE. Más de 3.000 niños de entre 8 y 15 años se presentaron a las pruebas de selección celebradas en doce ciudades españolas. De ellos, sólo 40 intervinieron finalmente en las primeras galas. María Isabel participó, junto con otros diez niños finalistas, en las últimas tres galas, en las que el público la eligió como ganadora.

Acompañada en los coros por Anabel, Carolina, Sara y Alba, viajó a Noruega para intentar superar el segundo puesto obtenido por Sergio, anterior ganador de Eurojunior, en la primera edición del Festival, celebrada en Copenhage.

Compositora

La cantante española, compositora también de la canción, participó en el decimoquinto puesto, justo después de Dinamarca, y desde el principio de las votaciones se puso en cabeza junto a la representante del Reino Unido. Poco a poco se fue despegando, hasta sumar un total de 171 puntos, por delante de Reino Unido (140) y Croacia (126). Todos los países votaron a María Isabel, que obtuvo la máxima puntuación (12) en ocho ocasiones. La nota anecdótica de esta edición también tuvo color español, ya que el encargado de comunicar las puntuaciones (que en España se decidían por votación telefónica de los espectadores) fue Lucho, uno de los simpáticos muñecos de Los Lunnis.

Mientras María Isabel demostraba su arte aflamencado en Noruega, cientos de vecinos de Ayamonte y otras localidades del entorno abarrotan desde antes de las 20.00 el auditorio Amador Jiménez para seguir en pantalla gigante la actuación de la niña onubense. Fuentes de la Policía Local explicaron que el auditorio se encontraba tan abarrotado que hubo que diseñar un dispositivo especial de tráfico para controlar el paso de personas hacia el auditorio.

Al finalizar las votaciones y antes de recoger el galardón de manos de Dino, el niño croata que ganó la anterior edición, María Isabel dijo sentirse "muy orgullosa y muy contenta", y le dedicó el premio a su abuela, "seguro que me ha seguido desde el cielo", y a sus padres.

RTVE defenderá el primer puesto en la tercera edición de Eurovisión Junior, que se celebrará en Bélgica en 2005.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 21 de noviembre de 2004.