Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tortosa se convierte a partir de hoy en un escaparate del teatro del mundo árabe

Senegal y Cataluña servirán esta noche los espectáculos inaugurales de la primera edición del festival de teatro Entre Cultures, que se celebra en Tortosa hasta el próximo 28 de noviembre. Durante 10 días, la ciudad se convertirá en un mirador privilegiado del teatro en el mundo árabe, pues a él está dedicada la primera convocatoria del festival, dirigido por Ricard Salvat. Las culturas cristiana y judía tienen también cabida en una programación con el atractivo de acercar al público unas compañías y tradiciones con escasa o nula presencia en la cartelera catalana.

Entre Cultures pretende conectar con todo tipo de públicos, con una vocación de favorecer el diálogo, y por este motivo su director ha dado prioridad a espectáculos eminentemente visuales. Casamance au clair de lune, el primer montaje del festival, ofrecido hoy (21.00, Teatre Auditori Felip Pedrell) por la compañía Fôret Sacrée, mezcla cantos, danzas y músicas tradicionales. La jornada inaugural se completa con Lleons al jardí. Espill d'Abu Bakr (salón del Polvorín del Parador), un espectáculo creado y dirigido por Albert Roig a partir de la vida y la obra del imán, viajero y poeta Abu Bakr, conocido como Lo Tortosí.

Entre las propuestas, hay algunas reseñables. Desde Palestina llega el Espectáculo dentro de un espectáculo (día 21), a cargo del Tantoura Puppet Theatre, un teatro de títeres popular y tradicional que representa la sociedad local. Argelia estará representada por la compañía de Sonia Mekkiou, una gran diva del teatro árabe, con Noches de una mujer insomne (día 27). El tema, pero en este caso en Marruecos, se repite en Les roselles (mañana), interpretado por el Théâtre Aquarium Jossour, y de Marruecos llega también una reflexión sobre la emigración, Mi país (día 21), interpretada por Théâtre des Sept-Nouvelle Génération.

En Entre Cultures estará presente también uno de los más interesantes creadores del teatro egipcio actual, Hany El-Metennawy, con Máscaras, telas y destinos (día 28). Irak puede considerarse el invitado de honor de la primera edición del festival, presente con tres espectáculos entre los que destaca el montaje sobre la guerra y el dolor Para un amigo íntimo, en una tierra extranjera (día 26), creado por Kassim Bayatly. Cataluña tendrá una aportación notable. Destaca la lectura dramatizada del Dibbuq (día 27), el texto del autor clásico del teatro judío Salomón An-Sky, en una presentación con más de 30 actores; Enric Majó y Josep Minguell, entre ellos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 2004