Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN DEL LECTOR

La vergüenza del Nit Bus

Una parada de autobús es en teoría un lugar donde este medio de transporte para y deja que sus viajeros suban o bajen. Pero esto no es así en determinados sitios de Barcelona y durante las madrugadas de los fines de semana. Desde hace ya demasiado tiempo, los autobuses nocturnos de las líneas 3 y 9 que salen de la plaza de Catalunya se convierten en especiales a partir de la tercera parada y pasan de largo, dejando a decenas de usuarios esperando de forma indefinida. Los conductores alegan que el autobús está completo, cosa que no es siempre verdad.

Hace unos días estuve esperando el N3 y el N9 en la plaza de Tetuan desde las 2.30 hasta las 4.00 horas y ninguno de los cuatro autobuses que pasaron paró. Si los que hay en servicio no pueden absorber a los viajeros que los quieren utilizar, lo más lógico sería reforzar la línea.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de noviembre de 2004