Conthe redefinirá el "hecho relevante" para mejorar la información pública

El presidente de la CNMV se muestra contrario a fusionar los tres órganos supervisores

La CNMV redefinirá en breve lo que debe considerarse como "hechos relevantes" para este mercado. Manuel Conthe, presidente de este organismo, anunció ayer que obligará a su cumplimiento para mejorar la información que se ofrece y sancionará a quien no cumpla. El máximo responsable de la CNMV se mostró contrario a fusionar los actuales organismos de supervisión (Banco de España, CNMV y Dirección General de Seguros) en una sola institución.

Conthe consideró "idóneos" los actuales órganos de supervisión. Abogó, en cambio, por aumentar el diálogo en el mercado y defendió que se constituya un foro estable (no grupos coyunturales, como la Comisión Aldama) para asesorar y dar opiniones a los organismos supervisores y al Gobierno y para que se cumplan las normas del buen gobierno corporativo.

En su primera intervención pública desde que fue nombrado presidente de la CNMV hace un mes, adelantó las líneas directrices de la nueva etapa de este organismo en el marco de las jornadas organizadas en Vigo por la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE) y Caixanova, en espera de poder hacerlo ante la Comisión de Economía del Congreso, atareada ahora en la tramitación presupuestaria.

La prioridad de Conthe es una redefinición de lo que se conoce como "hechos relevantes"; es decir, la información que las empresas remiten a la CNMV sobre acontecimientos que pueden influir en el mercado. No todo lo que pasa en una empresa tiene ese carácter, dijo Conthe, sino "todo aquello que puede alterar la cotización de su valor". El "hecho relevante" deberá contener datos escuetos, "sin opinión ni, aún menos, publicidad". El presidente de la CNMV consideró muy importante en este sentido pasar del actual sistema de verificación previa a otro de comunicación con control a posteriori y advirtió que se obligará a su cumplimiento y que se sancionará a quien no lo cumpla.

Conthe descartó que vayan a fusionarse los organismos supervisores del mercado de valores y consideró los debates que se están produciendo al respecto como "postizos que derivan del modelo anglosajón". "Los que hablan de esa fusión", añadió, "no saben de lo que hablan, porque hay ámbitos de actuación conjunta, como son los de la solvencia y las conductas, en los que la coordinación es modélica". Al Banco de España, según precisó, le corresponde vigilar la solvencia, e las sociedades financieras y a la CNMV, "vigilar las conductas".

La CNMV, como tarea urgente hasta fin de año, va a profundizar en la normativa de gobierno corporativo de las empresas cotizadas y a actuar singularmente en el sector de capital-riesgo, "cenicienta de la legislación en muchos países y que en España se sitúa en un campo intermedio que hasta ahora no se ha supervisado suficientemente. Debemos avanzar para no poner trabas al propio desarrollo del sector".

Otra de sus preocupaciones es la mejora del uso del español en el lenguaje de los mercados, con términos más concisos y exactos y con menos barbarismos., para lo que pidió la colaboración de la prensa.

Al presidente de la CNMV también le inquieta la transposición de las directrices comunitarias al sistema español, para lo que se aplicarán, entre otras medidas, las Normas Internacionales de Contabilidad y el Plan General de Contabilidad con el fin de mitigar los efectos del actual modelo contable dual, aunque las empresas españolas tendrán en el ejercicio de 2005 distintas opciones de valoración. También tendrá una activación inmediata el desarrollo del Reglamento de las Instituciones de Inversión Colectiva, así como la regulación de las participaciones preferentes ("ni son participaciones ni son preferentes", criticó), las cuotas participativas de las cajasde ahorros y la determinación de los fondos garantizados ("otra imprecisión semántica, ya que sólo mantienen la garantía a fecha de vencimiento y serán negativos si se salen antes de esa fecha"). "Es necesario clarificar todos los instrumentos financieros que se venden al público minorista", apostilló el nuevo presidente de la CNMV.

"La Administración debe recomendar pocas cosas, sólo exigir el cumplimiento de las normas y dejar que el mercado establezca libremente sus pautas", señaló Conthe. En este sentido dijo no entender para qué establecer un Comisionado del Mercado de Valores "cuando la función primordial de la propia CNMV es proteger y potenciar la transparencia, con lo cual entraríamos en una duplicidad de funciones que sólo contribuiría a un aumento de la burocracia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de noviembre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50