Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Utah renueva a Raúl López por un año pese a sus problemas físicos

Salt Lake City

El susto que Raúl López dio en la pretemporada, cuando sintió unas molestias musculares en la misma rodilla que le alejó de las canchas de la NBA por una temporada, es agua pasada y además no le ha pasado factura. Los Utah Jazz ampliaron al base de Vic (Barcelona) su contrato al menos hasta la temporada 2005-06, en la que ganará 1,7 millones de dólares.

Los Jazz tenían de plazo hasta el fin de semana para ejecutar la opción de ampliar un año más el contrato del base criado en las filas del Joventut y del Real Madrid. "No ha sido sólo una cuestión de negocios, sino que hemos tenido en cuenta también la lealtad de Raúl", argumentó Kevin O'Connor, vicepresidente de los Jazz en el periódico The Salt Lake Tribune.

Semanas antes el propio O'Connor negaba el fichaje de otro repartidor del juego "porque con Carlos [Arroyo] y Raúl tenemos en la plantilla una excelente pareja de bases en la que confiamos para los próximos años". Palabras que demuestran la confianza de la directiva en el júnior de oro -ganó un Mundial y un Europeo con Navarro, Reyes y Gasol- aunque López no disponga todavía de un enlace personal en la web oficial del equipo como Kirilenko, Okur o el propio Arroyo.

O'Connor también recordó que Raúl López pagó al Real Madrid 1,5 millones de dólares en 2002 para obtener su carta de libertad y poder fichar por el equipo estadounidense. El propietario del equipo, Larry Miller, se desplazó ayer al apartamento de Raúl para comunicarle la decisión.

En la NBA, Raúl López ha promediado 7 puntos por partido -es el líder de los Jazz en tiros de tres, con 101 de 117 intentos (86,3%)-, 3,7 asistencias y 1,9 rebotes. Aunque los médicos han descartado cualquier lesión estructural en su rodilla, el base catalán no tiene asegurado jugar en el arranque de la presente temporada, que comienza la próxima madrugada. Con 19,7 minutos de media, disputó los 82 encuentros de Liga regular de la pasada campaña y para llegar a tiempo a la actual intenta recuperarse a base de sesiones de pesas y piscina. Su rótula se resintió por el ritmo que Jerry Sloan, su técnico, impuso en la pretemporada, con tres sesiones de entrenamiento diarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de noviembre de 2004