Plata cree poco razonable una moratoria para campos de golf

El consejero de Turismo, Paulino Plata, dijo ayer que "no es razonable" plantear moratorias en la construcción de campos de golf, como proponen Los Verdes e IU, porque ello "supone bloquear el desarrollo de sectores tan importantes como el sector hotelero asociado al segmento del golf". En lugar de prohibiciones, el consejero apostó por introducir "enfoques novedosos" al golf, tradicionalmente vinculados a promociones inmobiliarias. "Es necesario un modelo de campo de golf más sostenible y que no conlleve desarrollo urbanístico que presione el entorno, sino que sean más deportivos y de mayor calidad", dijo Plata en Sotogrande, donde asistió a la primera jornada del Volvo Masters, torneo que cierra el circuito europeo profesional.

Plata recordó la importancia que el turismo de golf tiene en Andalucía, que atrae anualmente a más de 1,5 millones aficionados a este deporte, el 65% de ellos alemanes y británicos. Además, el turismo de golf se caracteriza por una baja estacionalidad y quienes viajan para practicarlo suelen alojarse en hoteles de cuatro y cinco estrellas y realizan un gasto muy superior a la media del resto de turistas. Andalucía concentra el 26% de los campos de golf de España.

Pabellón de la Navegación

Sólo una competición como el Volvo Master, que se celebra hasta el domingo en el campo de golf de Valderrama, atrajo en su última edición a 22.700 visitantes que generaron unos ingresos en la zona de 5,2 millones de euros, según datos de Turismo. Plata firmó ayer un acuerdo con los organizadores del circuito europeo para mantener el patrocinio del torneo y su sede en Valderrama hasta el año 2007, y destacó que se trata de un interesante escaparate de promoción. El año pasado emitieron el torneo 35 cadenas de televisión de 26 países con una audiencia de 300 millones de espectadores.

Por la tarde, Plata compareció en comisión parlamentaria y volvió a insistir en su proyecto de trasladar la sede de la Consejería al Pabellón de la Navegación de la Expo, al que pretende añadir un edificio anexo, "siempre de acuerdo con el arquitecto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de octubre de 2004.