Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Defensa azulgrana, a cal y canto

El Barça es el equipo que más minutos tiene el balón y al que menos le llegan al área

Ofensivo por tradición e idiosincrasia, el Barcelona de Frank Rij-kaard se ha empeñado en una cruzada decisiva en su determinación de construir un equipo que haga historia.

Se trata de parangonar el rendimiento defensivo con el ofensivo, algo nada sencillo en una plantilla que cuenta con jugadores del talento atacante de Ronaldinho, Eto'o, Giuly o Larsson. Los resultados, sin embargo, son tan espectaculares que ya no se sabe a ciencia cierta en este equipo si el ataque es la mejor defensa o a la inversa. De tan pocos goles que ha recibido, se recuerdan con facilidad: el de Torres ante el Atlético, el de Villa ante el Zaragoza y el de Delibasic, de cabeza, ante el Mallorca.

La defensa azulgrana empieza con la presión que ejercen los delanteros en el campo del rival. Se trata de recuperar el balón lo antes posible. Los números delatan el éxito en ese empeño: el Barça es el equipo con mejor media de posesión por partido, 32,6 minutos, y el que menos se la cede al rival, 19,9 minutos. Sitúa su defensa tan lejos como es posible de Víctor Valdés y tira la línea del fuera de juego con asiduidad: es el segundo mejor en ese aspecto, tras el Villarreal. Valdés es el portero que menos necesita intervenir, menos de cinco veces por partido, aunque actúa a menudo como el quinto defensa, dado que sus compañeros no dudan en retrasar la pelota cuando se ven en apuros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 2004