Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

NECROLÓGICA: José Luis Martín, catedrático de Historia Medieval

El catedrático de Historia Medieval José Luis Martín Rodríguez (Monleras, Salamanca, 22 de diciembre de 1936) falleció ayer en Salamanca tras un proceso en el que el cáncer se impuso a una salud ya muy debilitada por sucesivos problemas cardiacos.

José Luis Martín puede figurar como un ejemplo consistente del intelectual que vive intensamente el compromiso social y político. Tras especializarse en Historia Medieval en la Universidad de Barcelona, a los 29 años consiguió la cátedra de Historia de la Edad Media de la Universidad de Salamanca, después de haber cursado los estudios universitarios mientras ejercía como maestro en pueblos de la provincia y cuando ya era conocida su militancia antifranquista. Como miembro del claustro de la Facultad de Filosofía y Letras -de la que fue decano en la etapa predemocrática-, en los años sesenta se implicó de lleno en los movimientos contra el régimen y en actividades clandestinas, situación que aumentó con el arranque de los años setenta y el paulatino despertar de las protestas universitarias, en las que los estudiantes sabían que contaban con su apoyo.

Cuando en abril de 1971 profesores de la Universidad de Salamanca protestaron por escrito contra el acoso a la autonomía universitaria de la Ley de Orden Público, José Luis Martín figuró entre los promotores, al lado de Francisco Tomás y Valiente, Alberto Bercovitz, Gloria Begué, José Vida Soria y Luis Michelena, entre otros. Ya entonces, desde posiciones que él siempre definió como "claramente de izquierda" sin militancia partidaria, José Luis Martín se encontraba involucrado en la articulación de los movimientos antifranquistas en la ciudad, que se tradujeron de forma especial en acciones intensas contra el proyecto de instalación nuclear en la localidad de Juzbado, oposición que supuso la aparición pública de los grupos de izquierda en Salamanca.

Como promotor de la Junta Democrática en la ciudad, junto con el hoy senador José Castro Rabadán y el catedrático Inocencio García Velasco, el historiador mantuvo contactos con otros puntos, especialmente con Cataluña, donde más tarde participó con protagonismo en la I Reunión de Intelectuales, Profesionales y Artistas, cuando ya se había integrado decididamente en los grupos que alentaban el regionalismo en Castilla y León.

En esa línea, encabezó la organización del Instituto Regional Castellano-Leonés, que en las elecciones generales de 1979 lo presentó como candidato al Senado por la provincia con una campaña atípica, aunque su fuerte respaldo quedó por debajo del logrado por los dos grandes partidos.

Integrado posteriormente en el ámbito del PSOE, en 1982 fue nombrado gobernador civil de Salamanca, cargo del que dimitió para no autorizar la instalación nuclear contra la que había luchado años atrás, lo que cerró su presencia política activa, durante la que fue un prolífico autor de artículos en la prensa local, buena parte de los cuales recogió en el libro Regionalismo y otros temas políticos.

Como catedrático de Historia Medieval, primero en Salamanca, después en la Complutense de Madrid, de nuevo en Salamanca y últimamente en la UNED, José Luis Martín ha formado un amplio número de alumnos, y está considerado como un destacado divulgador en su especialidad.

Libros como La Península en la Edad Media, Orígenes de la Orden Militar de Santiago, Evolución económica de la Península Ibérica (siglos VI-XIII) o Economía y Sociedad de los reinos hispánicos de la Baja Edad Media dieron paso a los estudios sobre vasallaje, religión y sociedad, los fueros y otros aspectos, antes de centrarse en trabajos en torno a las Cortes, caso de Las Cortes catalanas en la guerra de los Dos Pedros, Las Cortes durante el reinado de Pedro el Ceremonioso, Cortes de Castilla y León y Cortes de Portugal, Las Cortes Medievales. En la etapa posterior, la divulgación se ciñó más al ámbito de dedicación política, como Castellano y libre: mito y realidad.

Figuró al frente de la organización del Congreso de Historia de Salamanca y, ya en los años noventa, como presidente del Centro de Estudios Salmantinos, programó y dirigió los cinco volúmenes de Historia de Salamanca, edición terminada en 2002. Entre sus últimas aportaciones figuran estudios sobre la reina Isabel la Católica con motivo de su 550º aniversario y otros trabajos sobre su especialidad de Historia Medieval.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de octubre de 2004