Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva hija sorpresa de Ingmar Bergman

Si fecunda y siempre sorprendente resultó la vida del célebre director de cine Ingmar Bergman como creador, no lo fue menos en su vida sentimental. Igual que cuando anunciaba su "última película" y de pronto aparecía anunciando una nueva realización, sorprende ahora con la revelación de la existencia de otra hija cuya existencia nadie conocía. El secreto está contado por la muchacha, actualmente de 45 años, cuyo nombre es María von Rosen, y el propio Bergman, de 86, en un libro escrito por ambos que aparecerá en los primeros días de noviembre y cuyo título es Tre dagbocker (Tres diarios), en el que cuentan su historia común. El relato, que pudo ser muy bien el guión de una de sus películas, narra la relación del director con Ingrid von Rosen y su primer encuentro en 1957 hasta los últimos días de su vida hace nueve años cuando murió de cáncer. Tras el encuentro se inició una apasionada relación amorosa de la que, dos años más tarde, nació María. Tanto Bergman como Ingrid estaban casados cada uno por su lado. Por algunos de esos misterios del alma humana, sobre todo de un alma tan atormentada y contradictoria como la de Bergman, éste no quiso hacer pública su relación con Ingrid, y se casó en cambio con la pianista Kabi Laretei, un matrimonio que duró hasta 1969, iniciada ya su relación con Liv Ullmann, la cual terminó en 1970 y de la que nació su hija Linn. Fue entonces cuando volvió a tomar contacto con Ingrid von Rosen, que se divorció y se fue a vivir con su antiguo amor. Se casaron en noviembre de 1971 y vivieron juntos hasta 1995, cuando ella murió. Una muerte que Bergman describió más tarde como una "verdadera catástrofe". El director de cine y su "nueva" hija, María von Rosen, se han negado a contestar al requerimiento de la prensa.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de octubre de 2004