Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moncloa forzó a Trujillo a reanudar la difusión de las estadísticas oficiales que suspendió hace tres días

La decisión de la ministra María Antonia Trujillo, el pasado miércoles, de suspender la publicación de los datos oficiales sobre la evolución del precio de la vivienda levantó fuertes críticas entre partidos de la oposición y sindicatos, pero sobre todo causó un profundo malestar entre sus colegas del Gobierno. Finalmente, Moncloa presionó a Trujillo para que rectificara y difundiera la estadística de inmediato.

Las discrepancias con Trujillo se hicieron evidentes durante la reunión de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos, el jueves pasado. El vicepresidente Pedro Solbes mostró abiertamente su oposición a la decisión de la ministra. A esa reunión también asiste Miguel Sebastián, asesor de José Luis Rodríguez Zapatero, y uno de los economistas que más criticó la ausencia de datos durante el Gobierno del PP. De hecho fue Sebastián el que creó el término apagón estadístico.

Trujillo explicó que la decisión de no publicar los datos era temporal, a la espera de que un equipo estadístico propio elaborara datos más fiables. Pero desde Moncloa se presionó a la ministra para que, mientras, difundiera las estadísticas disponibles.

La ministra rectificó ayer. "Vivienda, lejos de pretender ocultar información de interés público", se decía en el comunicado que acompañaba a los precios de los pisos, "se reafirma en el compromiso del Gobierno de promover y defender la transparencia".

No ha sido la única marcha atrás de Trujillo esta semana. El jueves por la mañana anunció en el Senado que el futuro plan de vivienda se aplazaba un año, hasta 2006. Por la tarde, y precisamente después de la reunión de la Comisión de Asuntos Económicos, Vivienda envió un comunicado para asegurar que no iba a modificar sus previsiones, aunque sigue sin estar claro si el Plan de Vivienda entrará en vigor el próximo año o al siguiente.

Trujillo recibió ayer críticas del diputado del PP Pablo Matos, quien afirmó que esta nueva rectificación pone en duda la credibilidad del ministerio. La gestión de Trujillo ha estado salpicada por la polémica desde el principio. El vigente plan de choque de Vivienda nació con retrasos -se aprobó en julio-, lo mismo que la Agencia Pública del Alquiler, aún no regulada, pese a estar anunciada para septiembre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de octubre de 2004