Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kerry gana a Bush en los tres debates y se lanza a conquistar la Casa Blanca

Los candidatos chocan con dos visiones de EE UU en su último cara a cara

El candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, John Kerry, se lanza a la conquista de los votos que le pueden llevar a la Casa Blanca. Tras vencer ayer de nuevo en el tercer y último debate al presidente, George Bush, el candidato demócrata ha logrado pasar de una incómoda situación de desventaja por la pérdida de puntos que sufrió en septiembre a un empate técnico con el presidente. Bush y Kerry chocaron en el debate de ayer en todos los temas económicos que discutieron, especialmente en impuestos, desempleo y seguro médico, y presentaron dos visiones diferentes de su modelo de Estado.

MÁS INFORMACIÓN

"Es el único presidente desde hace 72 años bajo el que se han reducido los ingresos de las familias", espetó Kerry a Bush. Precisamente ayer, EE UU registró un déficit presupuestario récord y superó el límite de deuda autorizado por el Congreso. Este exceso impide a la Administración pagar las cuotas de los fondos de pensiones de los funcionarios.

Frente a las sucesivas reducciones de impuestos de Bush, Kerry propone anular esas rebajas a las rentas más altas y ampliar el seguro médico. Además, atribuyó al presidente el hecho de que cinco millones de norteamericanos hayan pasado a engrosar la lista de los que carecen de esa cobertura. Bush aseguró que el plan de Kerry costaría más de un billón de dólares. "Un seguro médico dirigido por el Gobierno llevará a unos cuidados médicos de peor calidad", aseguró el presidente, que recuperó bríos y logró transmitir más convicción que en los dos anteriores debates.

Si Kerry se encontraba con una desventaja de varios puntos en septiembre, tras los debates se ha colocado en empate virtual o incluso con ventaja en intención de voto sobre Bush.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de octubre de 2004