Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El terror suicida alcanza la 'zona segura' de Bagdad

Dos ataques suicidas causaron la muerte de cinco personas, entre ellas cuatro norteamericanos, en el primer atentado de este tipo que tiene lugar en la llamada Zona Verde de Bagdad, un perímetro fortificado donde se encuentran las embajadas de EE UU y el Reino Unido y las oficinas del Gobierno provisional iraquí. El grupo terrorista del jordano Abu Musab al Zarqaui se atribuyó ambos ataques, perpetrados contra un café y una tienda de artesanía frecuentados por soldados norteamericanos, en la primera serie de atentados suicidas con bomba en el interior de un recinto considerado como el más seguro de Irak.

En un texto difundido a través de Internet, el grupo de Al Zarqaui aseguraba que el ataque iba dirigido contra la Embajada de EE UU. Sahren Walker, portavoz del mando militar estadounidense en Bagdad, aseguró a la agencia Efe que la doble deflagración causó al menos siete muertos (entre ellos los dos suicidas) y una quincena de heridos. Otros fuentes elevaron el número de muertos hasta una decena. El Departamento de Estado precisó que cuatro de los fallecidos eran norteamericanos empleados de la empresa DynCorps, una compañía de seguridad que ofrece protección a civiles.

Al menos tres decenas de personas murieron ayer en acciones violentas en Irak, entre ellas 15 policías iraquíes que fallecieron en un ataque contra un puesto de vigilancia próximo a la frontera con Siria y un fotógrafo iraquí de la agencia EPA. Por la noche se produjeron intensos bombardeos de EE UU contra Faluya.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de octubre de 2004